Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


En Moreno, por gracia y ante la falta de obras, la guía de acción bajó con la fuerza de un martillo. Obedecer y hacer cumplir los mandamientos sagrados de ESCUELA SEGURAS CON CLASES PRESENCIALES. Fue tan escandalosamente evidente que cada engranaje del aparato institucional «entendió la ORDEN DEBIDA» que el acto principal fue ENSEÑAR el disciplinamiento tutelado porque, aún sin las condiciones mínimas y básicas precisamente para afrontar la pandemia (hablamos de AGUA POTABLE para iniciar el PROCESO), debe izarse la bandera del vínculo con las comunidades que son las que asumen la DECLARACIÓN JURADA del buen estado de salud de sus hijos /as. Todo marzo tuvo este encuadre de silencios y complicidades que forjan el manual de USO de cualquier insignia sin importar la ocasión, estropeando toda memoria. Así llegamos a la muerte de Mónica Arguello, docente, trabajadora en la Escuela Especial N° 503.

María de la Primaria N° 39 de Cuatro Vientos, que integra ese bloque de Familias que defienden la escuela pública, habla sin reparos, sin pensar en cualquier daño a terceros: «Tengo bronca porque desde el año pasado, cuando comenzó la pandemia, vimos que este gobierno miserable y hambreador, iba a meter a los chicos /as y a los docentes en las escuelas a como diera lugar. Desde muchos lugares me tildaron de exagerada, que quería romper, pero la muerte de Mónica (Arguello) me dio la razón, y eso me causa mucha bronca y tristeza. También estoy enojada porque la burocracia sindical fue cómplice de este asesinato ya que avalaron que se inicien las clases así, sin agua, baños o electricidad, como ocurre en varios servicios. A los /as docentes no les aseguran los elementos para la sanitización correspondiente, porque además no les garantizan un transporte público que respete el distanciamiento, los colectivos van llenos, y es por estas causas que se produce el contagio. Los gobiernos, nacional, provincial y menos el municipal, garantizan algo, el municipal se está cagando en los docentes y en los chicos /as, nos hambrea porque manda 24 productos (alimentos) en una caja cerrada para que un niño coma todo el mes»