Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


En marzo de 2020, inicio de la gestión de Mariel Fernández, se consuma una férrea decisión que tenía una meta clara y fundamentada: terminar con la caja del Servicio Alimentario Escolar en manos del Consejo Escolar, órgano descentralizado de la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires.

En ese primer ejercicio circulan gacetillas, métodos de información, muestras de transformación e incluso un rechazo a la universalización del SAE. También puede recordarse un reemplazo de proveedores iniciales, rescisión de contratos por «errores» cometidos y una búsqueda de hacer valer el rol del Estado en su fase de control.

Un año después la plantilla de empresas se confecciona con el arribo de una estructura de la zona Sur del Conurbano. En 2021 hay una consolidación del grupo y toman más visibilidad los reclamos. En marzo de 2022 recrudecen las demandas de comunidades y sectores docentes. Distribuidora Don Joaquín entrega comida en mal estado. Sale un comunicado (sin la firma de la Intendenta) donde se admite la «falla» y anuncia el desplazamiento del proveedor, decisión jamás ejecutada.

Firmas intocables y aumento de los presupuestos. En octubre publicamos un informe que dio cuenta de la inversión mensual que hace el gobierno de Kicillof en el SAE municipalizado. Son 670 millones de pesos que percibe el grupo que contrata en forma directa La Capitana:

Luego de la aprobación de las ordenanzas Fiscal, Tributaria y Tarifaria, que alcanzó la semana pasada el bloque de 13 concejales del Frente de Todos, existe la plataforma para analizar, debatir y sancionar el Presupuesto General de Gastos 2023.

La Secretaría de Desarrollo Comunitario, que pasa a tener control del SAE en marzo de 2021, tiempo en el que se cambia por completo la plantilla de proveedores, informa el pasado 28 de octubre el cálculo de recursos que prevé para el cuarto año de gobierno de Mariel.

En el folio 18 del primer cuerpo del Presupuesto 2023, sobresalen los ítems vinculados a la «comida en las escuelas» con las modalidades vigentes: Mesa Bonaerense (caja de entrega mensual) y el menú del SAE (comedor, desayuno y merienda / viandas en caso de impedimento en la cocina).

El salto es notable y poderoso. La inversión mensual es superior a los 831 millones de pesos mensuales.

Mesa Bonaerense: $ 4.359.100.448

Servicio Alimentario Escolar: $ 5.618.315.176