Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


En muchos medios trascendió la noticia de la condena a muerte que pesaría sobre Amir Nasr-Azadani, un futbolista iraní profesional de 26 años (con actividad en las ligas del ascenso, entre segunda y tercera división) actualmente sin club que tuvo un paso por la selección juvenil sub16 de Irán. Azadani estuvo presente en las masivas protestas por el asesinato en septiembre de este año de Mahsa Amini, una mujer joven que fue hallada sin vida tras haber sido detenida por la Policía de la Moral solamente por llevar mal colocado el velo. El futbolista es el caso que tuvo mayor trascendencia en el contexto del Mundial de Qatar 2022 pero se trata de apenas uno de los 11 detenidos y condenados a muerte de los que se tiene conocimiento en estos días, que se suman a otros ya ejecutados, como los casos de dos jóvenes de 23 años que fueron ahorcados públicamente a modo de mensaje amenazador para el conjunto de un movimiento de protestas que sin embargo no se detiene.

La información sobre la actualidad profesional de Amir Nasr-Azadani no es muy precisa porque si bien muchos medios consignan que se desempeña en el club del ascenso FC Iranjavan de Bushehr, el sitio Transfermarket que da cuenta de los planteles de clubes de todo el mundo no lo incluye en la nómina de este club y el sitio Iran Wire asegura que por una serie de lesiones -incluyendo una rotura de ligamentos en 2018- el futbolista se encuentra actualmente sin club y virtualmente retirado pese a estar todavía en edad de práctica profesional. Azadani se desempeñó durante su carrera deportiva como marcador de punta o lateral derecho.

La acusación del régimen contra el deportista se basa en una supuesta participación en el asesinato de un militar durante las protestas, razón por la cual está detenido desde mitad de noviembre, pese a que tanto familiares del jugador como testigos aseguran que no estuvo involucrado en ningún incidente, sino que simplemente se había sumado a las protestas masivas.

La Asociación Internacional de Jugadores Profesionales de FútbolFIFPRO según sus siglas, que representa unos 65.000 jugadores de más de 60 países, intervino para solicitar la remoción de la condena a muerte que pesa sobre Azadani y figuras del mundo del fútbol como el colombiano Radamel Falcao o el uruguayo Diego Godín también se pronunciaron en contra de esta condena. La organización Amnesty Irán ubica a Amir Nasr-Azadani como una de las 26 personas que están en riesgo de ser ejecutadas por el régimen “tras procedimientos simulados e injustos” y asegura que de esas 26 personas ya hay 11 que están condenadas y 15 que están a la espera de sentencia.