Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Los hermanos Sosa compraron la franquicia RE / MAX y operan en la Argentina con agentes inmobiliarios y algunos /as colegiados /as. Poco se conoce de una resolución de la IGJ (Inspección General de Justicia) que ordenó NO VALIDAR todas las operaciones que realizó una marca que viaja en globo.

RE/MAX en Moreno tiene o tenía oficina en el edificio K 41. A esa franquicia le compró el ex intendente Festa unas hectáreas en Chacras del Lago, reserva natural, zona protegida pero que tiene titular de dominio.

Existen antecedentes pero, en especial, uno que ha tenido protagonismo por la decisión del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Moreno – General Rodríguez.

Mity Atwell conoce el terreno, los territorios y cada sendero que se bifurca. No tiene dudas que RE / MAX actúa fuera de la legislación argentina, haciendo una práctica irregular y una competencia desleal. La Presidenta del Colegio de Martilleros despliega saber y conocimiento para ser socializado: «

Usted, el Colegio, frenaron a RE / MAX en Moreno, ¿cómo y por qué?

No se lo dijo solo el Colegio de Martilleros de Moreno, este es un colegio de Ley. Somos una institución de derecho público y ese poder lo tenemos delegado por el Estado, para llevar el control de la matrícula. De una profesión liberal académica como es la profesión del corretaje inmobiliario, martilleros y corredores.

¿El Estado transfiere aquí parte de la responsabilidad?

El Estado les da facultad para que exista un control. Poder delegado por el Estado, ese es un punto que hay que tener en cuenta. ¿Qué pasa con RE / MAX? La profesión que este colegio y todos los colegios de martilleros se ocupan de fiscalizar que la profesión se ejerza condicionada por las leyes que regulan nuestra materia. Tenemos leyes de carácter provincial 10.973, modificada por la 14.085, leyes nacionales como 25.028. Todas nuestras leyes están infringidas en este momento por la franquicia comercial RE / MAX, porque es esencialmente una franquicia comercial. Eso es lo que dice su contrato social que por supuesto lo hemos investigado, en la IGJ (Inspección General de Justicia), nos llevó dos años que nos entreguen una copia de ese contrato pero finalmente lo logramos. Se unieron dos comerciantes así están declarados, los señores Sosa compraron una franquicia comercial de Estados Unidos de nombre RE / MAX, destinada a ejercer la actividad inmobiliaria en Argentina. Ahí empieza el error de parte de ellos, no haberse informado que nuestras leyes son diferentes a las de Estados Unidos donde están mucho más desregulada la actividad y la profesión. Las leyes en Argentina impiden que un profesional inmobiliario se asocie a una franquicia comercial, a un comerciante, a un individuo que no está debidamente colegiado como corredor martillero. Que no ejerza la profesión nuestra, no podemos tener esa asociación.

AUDIO 1 MITY ATWELL

Si no son los Sosa y son Martínez, pero son corredores ¿qué pasaría?

Debieron constituir una sociedad que esté avalada por las leyes argentinas, en este caso no se da eso.

¿Por qué entonces RE / MAX avanza hacia ahí?

Hay artículos de la ley, no vamos a empezar a mencionar los artículos, pero está establecido en nuestras leyes no solo que no podemos formar sociedades, con los que no sean colegiados sino que tampoco podemos ceder o prestar nuestra matrícula. Nuestra matrícula es nuestra bandera. No se alquila, y nuestra profesión no se franquicia.

Los Sosa son comerciantes que compraron la franquicia

Otro punto muy importante que te tengo que aclarar de nuestras leyes, para que la gente lo entienda, nuestras leyes aclaran que la profesión del corretaje inmobiliario como la del martillero que es el que se dedica a subastar, es una profesión de carácter y de ejercicio individual, indelegable lo dice claramente. Es indelegable. Y las franquicias éstas comerciales, RE / MAX, hay otras pero la más poderosa en este momento es ESA, recurren a la contratación de agentes. Todas sus oficinas se manejan con agentes que sustituyen al corredor que está en su escritorio porque alquiló la matrícula, pagó 25 mil dólares para tenerla, estamos enterados. Pero él está muy cómodo en su sillón mientras los agentes patean las calles, tratan con los propietarios, están haciendo un ejercicio ilegal de la profesión del corretaje. Tratan con los dueños, pasan los inmuebles, cosa que es una atribución del corredor, no del agente y hasta concretan operaciones, toman reservas, firman las reservas, otorgan recibos con su nombre, por los honorarios.

¿Estos agentes no están colegiados?

No están colegiados. No existe la figura del agente.

¿Una persona que está colegiada puede asociarse con los agentes, que los agentes son representantes de RE / MAX y parece que todo es una nube?

El colegiado, el corredor inmobiliario colegiado que está infringiendo la ley cuando se asocia, contrata esos agentes para que hagan el trabajo que tendría que hacer él. Y por supuesto tiene un volumen de trabajo muy importante y la gente queda fascinada de ver tanto personal a su disposición. ¿Pero con qué se encuentra? Ese agente no tiene la preparación profesional que tiene que tener para ser un profesional inmobiliario. Hemos visto muchos casos de gente defraudada en sus expectativas ¿por qué? Porque le tasan lo que les conviene a ellos para agregar una propiedad a la carpeta, después negocian condiciones que la gente no entiende pero les presentan todo para firmar cuando ya está la operación cocinada.

AUDIO 2 MITY ATWELL

¿El propietario de la tierra tiene que acordar con el agente, el agente acordar con el corredor y RE/MAX sigue volando?

Hay un desmanejo, porque no hay un profesional en el medio, por ahí no tienen previsto cosas que los profesionales inmobiliarios tenemos que tener previsto, tenemos que tener una certeza de cómo va a desembocar esa operación de acuerdo al estado de la documentación. Hay casos que la gente va a pagar las 24 cuotas y por ahí va a encontrarse con que no puede escriturar, porque había una sucesión que era muy difícil de retomar porque algunos herederos se fueron a vivir al extranjero, cosa que hoy es bastante frecuente.

No hay titularidad…

Exacto, pero esos detalles a la gente no le preocupan. Porque no está arriesgando su matrícula, él cobra lo que le corresponde el día de la operación inicial y después arréglate como puedas, ese es uno de los riesgos al operar con no profesionales.

¿Qué sucede con los colegiados que se asocian al agente y que forman parte de RE/MAX?

Los colegiados automáticamente comprobado ese contrato aunque sea de hecho pero yo sé que no son de hecho, que son de derecho, se firman contratos formales con la franquicia RE/MAX para adquirirla. Esos colegiados al estar infringiendo nuestras leyes son pasibles de una acción disciplinaria, el colegio tiene un tribunal de disciplina que es independiente del consejo directivo, independiente en cuanto a criterio incluso. El tribunal de disciplina recibe una carpeta con los antecedentes que son las fotos de los carteles, de la oficina, las publicaciones con todo eso se arma un expediente, que va al tribunal de disciplina. Se convoca al colegiado que lo primero que tenemos que hacer es que ejerza su derecho a defensa y nos preocupamos porque eso se lleve a cabo, pero en realidad para esta asociación con la franquicia ya es algo tan evidente el ejercicio y la violación a las leyes, al estar asociado con una franquicia que desde la cartelería tenemos la prueba, desde las publicaciones, bueno, no le auguro un buen final a ese expediente disciplinario. Va a ser pasible de sanciones.

¿Cuáles son las sanciones?

Las sanciones van desde anotación de amonestaciones en su legajo, suspensión en el ejercicio profesional, en plazos que van de meses hasta dos años. Tuvimos ese caso en el Colegio de Moreno, se suspendió a la colegiada Marcela Lucero de RE/MAX y no va a ser la única suspensión que llevó incluso a la Corte Federal en su apelación y confirmó la sentencia del Tribunal de Disciplina de Moreno. Fuimos el primer colegio en la provincia con una sentencia confirmada por la Corte Federal, o sea que quedó absolutamente firme sin poder ejercer durante dos años, eso es un riesgo grande pero no termina ahí, porque la acumulación de sanciones disciplinarias implica la quita de la matrícula, pierden la matrícula y a eso se están arriesgando los colegiados con RE/MAX.

Cómo se le animan a una empresa tan grande y acá me parece que lo medular es que Estados Unidos tiene un mercado desregulado, mucho más liberal que el nuestro y acá estamos hablando del cumplimiento efectivo de la ley. Nadie garantiza que la compra de algo termine con un final feliz por lo que vos me estás diciendo.

Porque ya hay violación a las leyes de movida, desde esa sociedad, está enferma esa sociedad. Y en este momento están muy preocupados. La Inspección General de Justicia (IGJ) que es donde quedan los contratos societarios inscriptos, y se ocupa de controlar eso y ahí tiene que presentar todos los años, las actas de asamblea, toda la requisitoria para los distintos tipos de sociedades. La Inspección General de Justicia emitió un fallo que para mí es ejemplar, analizando todos los elementos que nos ocupamos los martilleros de la provincia de aportarle, en cuanto a toda la legislación nuestra completa y los antecedentes y falló y se lo comunicó a la franquicia RE/MAX que estaban infringiendo leyes de carácter provincial y nacional de manera que esos contratos no eran válidos. Ordenó la disolución de contratos, así dice el fallo. Están en etapa de apelación.

Por lo menos en CABA es toda una disputa con los Sosa.

Fijate por qué con los Sosa, ahí ves vos la ignorancia de las leyes, yo lo vi en canal 24 a Sosa hablando de las leyes de la provincia de Buenos Aires, y le inician acción al colegio de Capital Federal.
La IGJ les ordenó disolver los contratos, están ejerciendo el derecho a apelar que hay que respetarlo. Pero toda esta preocupación que tienen que dicen que son perseguidos por querer trabajar, no, no son perseguidos por querer trabajar.

Están hablando de competencia desleal

Es absolutamente competencia desleal la de ellos por trabajar sin ajustarse a derecho. Entonces es muy diferente el trabajo del profesional inmobiliario que actúa correctamente al que está violando las leyes. No pueden hablar de que son discriminados porque no los dejan trabajar.

AUDIO 3 MITY ATWELL