Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Izquierda Diario.- El presidente se encargó de señalar que la medida -que alcanzaría a empresas con ganancia neta elevada beneficiadas por la guerra- fue aplicada por países como Gran Bretaña e Italia que “no son de izquierda”. Hace algunas semanas había trascendido el apoyo del FMI a una medida de este tipo.

Durante la tarde del lunes el ministro de Economía y el presidente Alberto Fernández anunciaron los lineamientos generales del proyecto para grabar la Renta inesperada, que se espera ingrese en las próximas horas al Congreso de la Nación. El texto del proyecto, tal como debe ser abordado por todos los bloques parlamentarios, todavía no se conoce.

En conferencia de prensa el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que frente a un escenario global que experimenta suba de precios en alimentos y energía, existen sectores que se “beneficiaron del impacto de la guerra”.

“Queremos que la economía crezca, queremos que las empresas ganen” dijo el funcionario. Al mismo tiempo, dio cuenta de que mientras algunos empresarios aumentaban sus ganancias, la desigualdad crece. “Hemos diseñado un mecanismo para administrar esta renta inesperada”.

Esa información no tiene nada de nuevo. Desde hace meses múltiples estudios y análisis confirman un crecimiento marcado por una notoria desigualdad. Mientras las grandes patronales aumentan sus ganancias de manera abierta, las mayorías trabajadoras sufren los golpes de la inflación y la pobreza. Como dato, en plena crisis social, el salario sigue perdiendo poder de compra y las perspectivas de inflación alcanzan el 72,8 %.

Estas son las principales claves del anuncio:

¿Quiénes son alcanzados por la medida? Las empresas que hayan registrado una Ganancia Neta Imponible o Ganancia Contable superior a los $ 1.000 millones. Además, deberán cumplir con una de las siguientes condiciones:

A-Que el margen de ganancia en 2022 sea superior al 10%.
B-Que la suba del margen de ganancia en 2022 respecto a 2021 sea del 20 % o más.

*Vigencia: regirá sobre los resultados de los balances contables de las empresas del ejercicio económico del año 2022.

*La alícuota será del 15%. Se pagará junto al vencimiento del Impuesto a las Ganancias de Sociedades de Capital. Además, la AFIP podría implementar anticipos y/o retenciones de la fuente.

*Destino: según los anuncios oficiales los fondos recaudados irán al Fondo Rentas generales, cuyos recursos son, en parte, coparticipables. Pero, además, estos recursos podrían destinarse a cualquier finalidad, incluso el pago de la deuda fraudulenta al FMI.

Se aguarda la presentación oficial del proyecto para conocer los detalles del mismo, que permitirán establecer con mayor precisión el impacto de esta medida.

Una medida que tuvo el apoyo del FMI

Alberto Fernández remarcó en la conferencia de prensa que este proyecto no se trata de una medida que se aplique solo en países que podrían ser presentados como “de izquierda”. En ese marco, resaltó que incluso países como Italia y Reino Unido han aplicado impuestos a la renta inesperada. En esos casos fueron dirigidos sobre empresas ligadas a la energía.

Este tipo de impuestos cuentan con el aval del Fondo Monetario Internacional. En su informe sobre Perspectivas Económicas de la Economía Global (WEO) del mes de abril se leía: “Para disminuir la carga sobre las finanzas públicas, pueden concebirse impuestos temporales más altos sobre las ganancias excesivas. Esto ayudaría a recuperar algunas de las transferencias a empresas que no las necesitaban.”

Desde antes que se conociera el proyecto -y con mayor énfasis luego- las grandes patronales salieron a rechazar este proyecto. Entre las primeras voces en contra del impuesto sobre la renta inesperada estuvieron las de la AEA (Asociación Empresaria Argentina) y la UIA (Unión Industrial Argentina). Se trata de dos de las cámaras empresariales que nuclean a la cúpula económica. Las grandes patronales vienen amasando enormes ganancias a costa de mayores condiciones de explotación de la clase trabajadora.

Este martes se realizará la cumbre por el aniversario número 20 de la AEA. Participarán funcionarios del Gobierno nacional. Allí, los grandes empresarios del país seguirán presentando abiertamente se agenda de ataque contra las condiciones de vida de las grandes mayorías. Este lunes por la noche, el intento de realizar de vigilia por parte de organizaciones sociales, fue impedido por un enorme operativo policial.