Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Por Carlos López y Ricardo Vago –

Falleció Eduardo Galeazzi, un humanista integral. En la arquitectura, en la política y en su aporte a la construcción de una sociedad integrada.
Hay hombres que luchan un dia y son buenos;
Hay otros que luchan un año y son mejores;
Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos;
Pero hay los que luchan toda la vida,
Esos son los imprescindible

Bertolt Brecht

El día viernes pasado falleció el arquitecto Eduardo Galeazzi en Trenque Lauquen, a la edad de 90 años, ciudad donde se había radicado a fines de 1995. Había nacido en San Isidro, pero la mayor parte de su vida transcurrió en nuestra localidad de Moreno, donde se radicó en los años 60, junto con su esposa, Alex se integra al proyecto de la Comunidad Tierra que por entonces promovían las familias Caveri , Brun y Freire entre otras, en la zona de Trujui. Posteriormente pasados unos años, al abrirse esta comunidad, se muda a Moreno centro donde instalo su estudio de arquitectura.

Pero más que su extensa labor profesional, nosotros queremos recordar su sentir y actuar en la comunidad, fruto de su personalidad llena de un humanismo integral, que lo llevaba a actuar buscando consensos pero no a través de acuerdos de palabras sino con acciones concretas, que promoviesen un mayor bienestar general.

Esto, en esencia, es lo que veíamos en él, quienes lo conocimos y actuamos, siguiendo su compromiso en el Partido Demócrata Cristiano de Moreno. Al iniciarse el proceso democrático, buscábamos nuevos referentes y lo veíamos como una persona que siempre estaba un paso más adelante, como un maestro que iba señalando rumbos desde su humanismo, señalando nuevas visiones hacia un mejor desarrollo de un Moreno que ya empezaba a crecer desordenadamente.

Eduardo había sido Secretario de Obras Públicas del intendente radical Enrique Rodríguez, y esto le permitió, junto con su formación profesional y filosófica, visualizar la necesidad de un plan estratégico de Desarrollo pues la construcción del acceso oeste iba a producir un crecimiento que había que encauzar adecuadamente. Fue por ese entonces el primer impulsor de la construcción de una estación de transferencia de transporte (concretada 40 años después)

En la elección de 1983, fue candidato a Intendente de Moreno por la Democracia Cristiana, convirtiéndola en la tercera fuerza del distrito lo que posibilita la elección de un concejal. En 1985 participa en el Frente Renovador que constituyeron a nivel provincial Antonio Cafiero y Carlos Auyero y es elegido concejal siendo reelecto en 1989. Integra y participa en este espacio, desde la democracia cristiana, lo que le permite promover su visión de un Moreno integrado y un sin número de iniciativas a favor de la comunidad. Recordemos algunas que hoy siguen todavía vigentes:

Al descubrir que el country San Diego había alambrado , un predio con el loteo ya aprobado a nivel provincial, incluyendo como de su propiedad calles públicas, con un arduo trabajo desde el Concejo Deliberante, obligó a la empresa a entregar un valor en tierras equivalente a las calles ocupadas por el country y en un acuerdo con la Intendencia, durante la gestión de Ernesto “Coco” Lombardi , el municipio obtiene las tierras del hoy Parque Los Robles.

Luego de convocar y sostener el funcionamiento de la “multisectorial contra la implementación del peaje en el Acceso Oeste” (Impulsada por el gobierno justicialista de los años 90) desarrolla el proyecto de necesidad de que el Acceso Oeste no tenga cabinas de peaje en Moreno, al tratarse una vía esencial de comunicación distrital. Propuesta que luego se concreta en una administración municipal posterior.

Fue un ferviente defensor de lo público y de un Estado eficiente. Como tal es el único concejal que se opone en el recinto, al momento de su tratamiento, a la privatización del servicio de recolección de residuos. Cuyos contratos han derivado en cuantiosos e irregulares gastos al Municipio y que luego fueron convirtiéndose, lamentablemente, en una tendencia en el gran Buenos Aires.

La última actuación en política partidaria de Eduardo es como candidato a Intendente en 1995, acompañando a la formula Bordón/ Álvarez , postura política totalmente consecuente con su permanente búsqueda de un proyecto político superador.

Posteriormente como dijimos se radica en Trenque Lauquen participando activamente en la formación del “Colectivo Trenque por más Participación” y en la elaboración del Plan Estratégico de dicha ciudad que fue una iniciativa muy progresista para ese tiempo y que 20 años después, el municipio inicio su proceso de actualización.

Eduardo, lejos de Moreno y de la actividad político- partidaria, jamás abandonó su actividad relacionada a lo público y el mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad. En notas periodísticas, realizadas a sus 87 años manifestaba su entusiasmo al poder colaborar en esta actualización del Plan Estratégico: “Esto me encanta, es lo que hice toda mi vida” y “lo que insistimos es en la participación, para nosotros la actualización del Plan Estratégico tiene que tener la voz de la gente”.

Esta actitud a los 87 años de pensar en el bienestar de la comunidad expresa su pensamiento, su visión humanista de la vida, la búsqueda de una comunidad integrada, la cual promovió y plasmo en múltiples iniciativas a favor de los espacios donde le toco actuar. Podemos afirmar que Eduardo supo cumplir con los principios y los compromisos de la sana política, en todos los ámbitos donde actuó. Ese es el legado que nos dejó. Nuestra obligación debe ser cumplirlo.