Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


El reloj marcó las 14:32 horas y se encendieron los micrófonos para dar inicio a la 17º sesión ordinaria del Honorable Concejo Deliberante. Una jornada breve y con un Orden del Día que no llevó muchas alteraciones en el debate del recinto, que vive y siente también el cierre de la campaña electoral.

Volvió al escenario el caso de la mozzarella tras la denuncia penal que lleva la firma de tres concejalas de Juntos, con alusiones breves que buscaron ser aclaratorias. La concejala Dolores Fábregas, una de las firmantes, aclaró que la intención de la denuncia “no era perjudicar a la intendente municipal sino protegerla” ya que al dar curso a la investigación la jefa comunal deberá prestar declaración ante la Justicia. Por su parte la concejala de mayor experiencia Claudia Asseff buscó interpelar al Ejecutivo y hacer conocer que Moncayo, el dueño de la mozzarella, ya presentó una denuncia penal por lo sucedido y como organismo “el Ejecutivo tendría que haber apartado de sus cargos a quienes intervinieron».

Del otro lado, la Presidenta del HCD y miembro del Frente de Todos, Araceli Bellota respondió con serenidad que “este Honorable Concejo Deliberante respondió a la fiscalía y al Juzgado de Faltas” y que lo hará las veces que sea necesario y que hizo llegar la documentación solicitada por la justicia interviniente. Mucho más no se explayó sobre el tema, que ya acusa en la agenda del HCD más de dos meses de idas vueltas, de discusiones, pedidos de informes y faltas de respuestas.

En otro punto, siguiendo una sesión que se caracterizó por ser ágil, el concejal Horacio Chiqué (que termina su mandato el próximo 10 de diciembre) solicitó al cuerpo de ediles una moción de privilegio, que fue apoyada, donde impuso siete (7) días para que la empresa de Transportes La Perlita responde los múltiples pedidos de informes y respuestas.

La sesión fluyó como un delivery… antes del acontecimiento electoral.