Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Un modelo que nace desde los movimientos sociales y las cooperativas y que llega a conducir el distrito de Moreno, bajo la conducción de La Capitana Mariel Fernández.

Las cooperativas en el centro de su agenda, no hay dudas.

En el recinto del Honorable Concejo Deliberante, en la tarde del jueves 16 de julio se discutió, votó y finalmente se aprobó la homologación del convenio con la Cooperativa de Trabajo 2 de Septiembre Ltda. El oficialismo acompañó, la oposición fue por la negativa. Son 11 los votos que otorgan el convenio y el futuro trabajo que implica un presupuesto por 111 millones de pesos, que financia la Secretaría de Economía Social de Nación, más un recurso monetario de 12 pesos mensuales para cada cooperativista que aportará el Municipio de Moreno.

La Cooperativa 2 de Septiembre se registra en Cuartel V, tierra y pueblo donde dio los primeros pasos en el mundo de la política la actual Intendenta. Está cooperativa que data desde el año 2009, se desarrolla en el campo de la construcción, reforma y reparación de edificios. La misma estuvo encargada de los arreglos del recinto de HCD, junto a la Delegación de Paso del Rey en la limpieza de plazas y zanjeos.

Fueron algunos de los y las concejalas presentes los que elevaron la voz. Claudia Asseff del bloque Juntos por el Cambio, argumentó porque no votaría a favor del pedido de la Intendenta Municipal y además sentenció que es la misma cooperativa de trabajo la que tardo dos años en arreglar el recinto donde se desarrollan actualmente las sesiones ordinarias y extraordinarias del HCD. En su misma línea, la concejala de Ahora Juntos por el Cambio, Gisele Agostinelli expresó su incomodidad por la contratación nuevamente de la misma Cooperativa, agregando esos vínculos directos que ya había expresado en el recinto cuando se trató la Rendición de Cuentas: «Este expediente se inicia desde la Subsecretaría de Desarrollo Sostenible y Seguridad Alimentaria por quien estaba al frente en (octubre de 2020) Damián Falfan para conveniar con la cooperativa que meses atrás tenía a su padre como Presidente y que claramente sigue sosteniendo vínculos con el Movimiento Evita también representados en esta fórmula por el dirigente nacional de la CTEP y líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico y a nivel local por la máxima representante del Movimiento, la intendenta Mariel Fernández, todos presentes en el convenio” y continuó: «Estos convenios se celebran justificando que la Municipalidad no cuenta con las maquinarias, el personal, el equipo y materiales necesarios para la realización de los trabajos, elementos que pueden ser aportados por la Cooperativa a través de ese subsidio, pero cuando vamos al expedientes son elementos con los que cuenta el municipio”. Preguntó Agostinelli a sus pares del oficialismo: ¿qué diferencia tiene esta cooperativa con las demás?”

Entre la información y argumento que valida y respalda a los legisladores, son algunos nombres que para la alianza de Juntos por el Cambio generan una política direccionada claramente a las estructuras que componen el Movimiento Evita, pero que desde el oficialismo, sostiene la concejala de Somos en el Frente de Todos, Josefina Diaz Ciarlo que a ella “no le asustan ni preocupan los nombres que figuran en el expediente porque desde hace muchos años los movimientos sociales vienen peleando por aquellos /as que fueron expulsados del sistema», quienes hoy integran el gobierno nacional y local, y fortalecen la economía popular, el modelo asociativo que se traducirá en la limpieza de los basurales, el reciclado y una construcción necesaria por un Moreno limpio y digno».

Pero, cuál es el eje de la discusión que se da ¿la figura de las cooperativas y su protagonismo en la gestión actual o la vinculación entre los nombres y figuras de ambas partes, las cooperativas de trabajo y los/as funcionarios/as municipales?

El Concejo Deliberante intentó debatir el modelo de gestión y gobierno. Lucas Franco y Josefina Díaz Ciarlo fueron los únicos representantes del oficialismo que supieron desarrollar todos y cada uno de los argumentos, administrativos, sociales, laborales y políticos. Todo un dato porque en ese bloque, los tres dirigentes y representantes del Movimiento Evita, Emmanuel Fernández, Gonzalo Galeano y Zulma Gil optaron por no debatir ni defender un modelo propio.