Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Rodolfo Almandoz se jubiló en octubre de 2016, dejó su pensión no contributiva para empezar a utilizar PAMI. Actualmente presenta un problema de circulación que no le permite caminar, por lo que está casi postrado en una cama.

Esta situación la padecen muchos jubilados con PAMI, pero pocos son los que dan visibilidad a la desidia y abandono que tiene esta obra social para con ellos. Rodolfo es uno de los tantos casos, eligió Desalambrar para poder comentar lo que vive hace unos 6 años y que los médicos que lo han atendido dan por sentado, y es el abandono de persona, que remarcan constantemente por parte de esta obra social.

¿A PAMI vos llamás todos los días?

Yo llamo y no dan bolilla. Cuando viene una ambulancia si es que ha venido alguna vez.  En el tiempo de la pandemia yo estaba sentado en cama con la pierna destapada para que me vieran la herida, de lejos me miraban, se dieron la vuelta y se fueron. Cuando llegaron a la puerta les pregunté “¿Se puede saber a qué vinieron?”. Me dicen “nosotros no podemos hacer nada, no lo podemos tocar, nada”. Entonces ¿a qué carajo vinieron? Porque yo pienso que por lo menos me tienen que dar un Ibuprofeno. El 26 de octubre del 2019, un día antes de las elecciones del gobierno que está ahora, llamé a una ambulancia del SAME de Moreno, viene, le digo al médico “doctor perdone que lo engañé, hago esto porque no vienen a verme. ¿Usted puede hacerme el favor de llevarme en la ambulancia hasta la puerta de la clínica y hablar con el médico de guardia si puede atenderme?”. No hay ningún problema amigo me dijo, muy correcto el hombre, me ayudaron a subir a la ambulancia y todo, subí a la ambulancia, me llevaron. Estuve desde las 11 de la mañana hasta las 9 de la noche y no me atendieron porque no tenía turno. Y tuve que agarrar y llamar a un amigo que tiene gomería en Pilar, pero vive acá cerca y tiene una camioneta grande, entonces lo llamé y le digo “pasa por casa y tráeme un pantalón y una remera”. Porque a las 7 de la tarde más o menos 8, me subieron a una camilla y me bañaron, y después fueron y me dejaron ahí. Entonces yo le dije a la enfermera que estaba ahí “yo no vine a bañarme acá, yo vine que me revisen, me duele la pierna, tengo un dolor terrible en la pierna, no me dieron un ibuprofeno ni un calmante no me dieron nada”. 

¿Qué necesitás que haga PAMI? 

Llegó un momento que cuando los que vinieron acá les dije: si ustedes no pueden hacer nada, díganme qué tengo que darle a la obra social. Encima que me engañaron con la jubilación me están pagando la mínima, después de tener 50 años de laburo. Yo tengo 77 años. Le digo si tengo que pagar mil pesos, más de dos mil pesos, descuéntenme de la jubilación, pero atiéndanme. No eso no se puede hacer, o sea no sé qué puedo hacer, nunca me atendieron. 

Rodolfo, angustiado y preocupado cuenta que no tiene ni trípode ni bastón que le facilite movilizarse y que, a su vez, no tiene ropa ni puede trabajar, la plata no le alcanza, principalmente los casi 40 mil pesos que cobra por mes, porque ese dinero va destinado a los remedios que necesita. Desistió de llamar a PAMI, porque lo cansaron ya que no dan respuestas. “Hoy están ustedes acá, pero yo te juro que este finde no llegan a venir o no pasa nada, esta semana me voy a un medio nacional…. Ahora estoy decidido porque no puede ser que por culpa de esta gente yo pierda mis piernas, es un perjuicio que me están haciendo. ¿Por qué tengo que perder las piernas? Con la jubilación que tengo no puedo pagar una obra social de 5 mil, 6 mil, 7 mil pesos aparte, entonces no sé lo que tengo que hacer”.

En la UPA que te atendieron la semana pasada ¿Qué te dijeron? ¿Qué es abandono de persona?

La doctora que me atendió el otro día ahí, toda la gente, me sacaron sangre, pero no me quedó ni la marca, nada. Me hicieron análisis, me hicieron todo. Estuve cuatro horas más o menos ahí, me atendieron 10 puntos. Cuando hizo todo vino la doctora me dice ‘Rodolfo ¿cuántos años tenés?’ 77 le digo. Me dice ‘vos sabes que estás re bien no tenes diabetes, no tenes colesterol, no tenés nada, el único problema es de las rodillas para abajo, pero si en estos 6 años PAMI te hubiera atendido, hubiera hecho lo que tendría que hacer, vos hoy podrías andar caminando, no sé si al 100 pero el 80 por cierto estarías caminando. Esto es un abandono de persona y cualquier cosa yo estoy acá’.

La falta de atención de esta obra social causó el deterioro de la salud de Rodolfo Almandoz: “A mí me tiene que solucionar el problema, tanto por la plata que me gasté como lo que tengo en las piernas, yo no puedo vivir sentado acá. Engordé cualquier cantidad, es una vida sedentaria, más los nervios que te llegan, tomás agua y engordás. Yo voy a comprar un pantalón para mí y te sale 10 lucas ¿cómo hago para comprarme un pantalón?

También agrega que muchas veces tuvo que subsistir a arroz y huevo hervido para poder llegar con el mango a comprar los remedios, y que mucha gente amiga le dio una mano para poder conseguirlos, asimismo como cuando estuvo en la guardia del hospital. Este jubilado pidiendo por sus derechos, finaliza diciendo: el problema es PAMI y que se las aguante o que se ponga las pilas y me atiendan o yo voy a ir a los canales. No sé cómo voy hacer pero tengo amigos que me van ayudar”.