NOTICIAS DE MORENO

- BUENOS AIRES - ARGENTINA // contacto@desalambrar.com.ar

Domingo, 10 de Diciembre del 2017


Espacio Publicitario

LOCAL / REGIONAL

“Trabajar en grupo y exponer todos los conocimientos es lo que más valoramos”

lunes, 20 noviembre, 2017

Por V.M.: Alejandra, Alan e Ignacio son tres estudiantes de la Escuela Técnica nº 3 de Cruce Castelar y participaron de las Olimpíadas Nacionales de Programación, obteniendo el primer puesto entre los tres mejores a nivel Provincial y dentro de los cinco mejores a nivel nacional.

La competencia constó de tres instancias, una escolar, Provincial y Nacional, donde en cada una de ellas se le presentan a los estudiantes problemáticas que deben resolver en un tiempo determinado. Estas incógnitas son elaboradas por el INET, teniendo cada etapa su complejidad y pautas de juego, debiendo los profesores acompañar mas no intervenir directamente en la resolución.

Desalambrar tuvo la oportunidad de charlar con Alejandra que comentó la experiencia “Fue muy linda porque pudimos volcar todo lo que habíamos aprendido durante estos 7 años.”

Alan que por su parte expresó lo vivido: “Hay veces que en el colegio hay gente que busca información afuera y por ahí está un paso más adelante de lo que se ve en la escuela, hay veces que uno quiere exprimir al profesor, como dice ella, exprime al profesor para que le dé los conocimientos. En esta instancia a mí me gusto un montón porque nos exprimió a nosotros, tuvo que sacar lo mejor de nosotros al 100% para que se pueda crear algo. Estuvo muy bueno, nos tuvimos que esforzar bastante, sino no llegábamos.”

Más que una competencia, los chicos la vivieron como una oportunidad de materializar todo lo aprendido a lo largo de su secundaria y de compartir con otros estos mismos conocimientos: “Lo que nos comentábamos después de que terminó la competencia eran los lenguajes que usaba cada uno o la forma en que resolvía las cosas. Nosotros también le compartíamos las plataformas que usábamos o cosas así, había una información que iba y venía, entonces uno pudo aprender de otro, si fuera por nosotros jamás los hubiésemos conocido, entonces al tener esa oportunidad y hablar con ellos, se pudo aprender de información, de gustos y ese tipo de cosas”.

Alejandra también nos contó que si bien no estaban acostumbrados a trabajar en equipo, se propusieron “poner lo mejor de sí para poder hacer un grupo de trabajo estable, dividiéndonos las tareas, ayudándonos entre nosotros con las cosas que no podíamos solucionar, tratamos de hacer lo mejor posible, no por ganar sino por la experiencia que te da el poder trabajar en grupo y exponer todos tus conocimientos, eso es lo que más valoramos. Más allá de las instancias nos decíamos, por más que no ganemos nos llevamos un montón de cosas de acá y eso es lo que importa”.

Alan en ese sentido nos manifestó que “había chicos que estaban todo el día aprendiendo, tuvieron tal problema y estuvieron todo el día en el hotel aprendiendo sin dormir o tratando de hacer tal cosa. Nosotros lo tomamos con más calma, íbamos y ellos estaban re copados haciendo tal cosa y nosotros por ahí durmiendo o  haciendo cualquier otra cosa, despejarse un poco, des estresarse, pasarla bien y así para llegar al día donde teníamos que competir en ese horario, tratar de llegar frescos y poder explotarnos donde nos teníamos que explotar”.

En cuanto a su futuro, comentan que a un mes de egresarse planean seguir estudiando Programación en la Universidad Nacional de Tecnología, donde van a encontrarse con muchos otros de los estudiantes de otras localidades e incluso de otras provincias con quienes compartieron las Olimpiadas. En cuanto a lo laboral, explican que tienen algunos proyectos: “La idea es desarrollar ese proyecto para que nos comience a generar ingresos, tenemos más de uno, y esos mini ingresos nos permitan terminar el estudio. La idea principal, el proyecto principal EDUDI se llama, la idea es poder vivir de eso. EDUDI es la digitalización del sistema educativo a nivel país”.

En cuanto al acompañamiento docente, indispensable dentro del ámbito escolar, Alejandra comentó: “Siempre quisimos aprender más de lo que teníamos en el programa, pero siempre nos limitaron en los primeros años. En el último año ( 7º) tuvimos profesores que nos dijeron “bueno chicos, ¿Qué quieren hacer? Les dijimos que queríamos hacer y nos brindaron todas las herramientas, todo el asesoramiento para resolver y hacer nuestro proyecto, una ayuda buenísima. Cabe mencionar que teníamos un profesor que falleció, pero él nos dio esa chispa de chicos qué van a hacer, a dónde vamos. Vamos a presentar el proyecto, vamos a competir. ¡Vamos, vamos, vamos!”. Ese profesor nos alentó a nosotros.”

Alan por su parte agregó: “A Este proyecto lo teníamos pensando desde 5º, pero teníamos profesores que por ahí no tenían mucha onda y nos faltaban conocimientos, entonces no podíamos desarrollarlo por nuestra cuenta. En 6º quisimos sacar el proyecto pero quedo en stand by, no teníamos esa chispa. Llegamos a 7º y fue como que se abrieron las posibilidades, se dio vuelta todo, todos los profesores estaban atrás nuestro tratando de que hagamos algo. Al recibir esta motivación por parte de los profesores, nos propusimos hacer un proyecto ambicioso y ese proyecto fue retomar el proyecto que teníamos en 5º. Al tener profesores que son bastante capaces de ayudarnos, aportar ideas y soluciones, y más que nosotros en estos dos años fuimos aprendiendo cosas nuevas, las aplicamos, exprimimos a los profesores, nos exprimieron y salió. Además, es importante destacar que no son esos típicos profes que te hacen todo, nosotros le dijimos “este es nuestro proyecto” y fue un asesoramiento. En las Olimpíadas y todo esto, siempre nos gustó organizarnos entre nosotros, los profes nos asesoraban pero nunca nos hacían las cosas, tampoco lo vamos a permitir.”.

En cuanto al por qué la elección de esta orientación, ella respondió: “Me gusta, me apasiona, me encanta resolver, que se presenten problemáticas. La programación es en sí usar tu lógica, como resolver cierto problema, y que me den la oportunidad de elegir cómo resolver un problema, eso me gusta, y resolverlo en sí.”.

Él nos contó que le empezó a gustar a los 13 años: “No sé por qué se me dio de analizar cómo funcionaba, para mí era magia y yo también quería hacer esa magia. Me empecé a meter, me empezó a gustar y vi que había cosas que me salían y seguí, me apasiona bastante la programación.

AUDIO ALEJANDRA Y ALAN.-

 

Walter Mercurio, junto con Elizabeth Contreras, fueron dos de los docentes que acompañaron a sus estudiantes en el último año de su carrera y particularmente en las Olimpíadas. Walter comentó a Desalambrar que los estudiantes están acostumbrados a trabajar con casos modelos o esquemas y este tipo de competencias sirven para “salir de esos esquemas y transformar esos sistemas, estos programas, esta programación en programas reales, resolver problemas reales les da el cierre a todo lo que ellos venían aprendiendo durante todo este tiempo.”

En cuanto a los recursos necesarios para afrontar este tipo de competencias expresó: “Tuvimos mucho apoyo de los directivos para afrontar todo esto, se pusieron estas olimpíadas al hombro y dijeron comprá lo que necesites, hace lo que necesites y nosotros te vamos a dar todo el apoyo. Para nosotros eso es importantísimo porque nos desliga de una parte que nos teníamos que preocupar. Trabajar con los chicos, se trabaja un montón de horas, terminás siendo como el padre o el hermano o el tío, dándoles consejos, que alguno le va a servir para la vida diaria y otros para la vida profesional. Ellos trabajan un montón de horas y decir en algún momento, hacer un quiebre, tomar un mate es como que te permite no solamente acercarte a ellos si no que ellos logran un ambiente más ameno en el cual tienen que compartir muchas horas”.

En cuanto a su sensación como profesor, luego de que los estudiantes que acompañó obtuvieran un puesto entre los cinco mejores dijo: “Como docente es increíble. ¿Por qué se siente increíble? porque haber logrado esto es mérito de ellos, uno le puede dar de alguna manera todo lo que uno conoce, pero ahí adentro están ellos y saber resolver todo esto es como terminar todo eso que fuimos poniéndole en la cabeza y que fueron trabajando, después de eso las dudas, las consultas, la capacidad de investigación, todo eso se conjugo en estas olimpíadas. Orgulloso por los pibes, porque la verdad es mérito de ellos, ellos estaban ahí adentro, ellos resolvieron las cosas y a ellos los calificaron. Uno como docente acompaña, simplemente eso, ser guía, acompañar y cuando algo se desestabiliza emocionalmente uno acompaña también en lo emocional para darle esa tranquilidad que el chico necesita para desarrollarse.

Y un sentido de pertenencia, al estar tanto tiempo dentro de la escuela es también hacer propio el espacio

Lo toman como propio, es su segunda casa. Y a nosotros ya nos toman como algo de más de profesores, nos piden un consejo de lo que está pasando en la vida personal. Uno tiene que trabajar profesionalmente en este sentido, en brindarles un apoyo pero tampoco decirles locuras”.

AUDIO WALTER MERCURIO

 

Cuando la pasión y la solidaridad son el impulso, los resultados alcanzan el valor de extraordinarios.







Temas Relacionados


E.E.S.T nº 3


Espacio Publicitario





Espacio Publicitario


Siga a Desalambrar

Archivo

Espacio Publicitario












Desalambrar / Noticias de Moreno - contacto@desalambrar.com.ar