Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


CRISTINA FERNÁNDEZ EN MORENO –

Por V.M: El hambre como eje y centro en un distrito que declaró su emergencia alimentaria, que no puede garantizar el normal pago de sueldos y que pide una ayuda extraordinaria de Vidal o Macri. La ex presidenta de la Nación entregó esta tarde un compendio de ideas fuerza donde, aún siendo la única oradora, pidió al pueblo que recupere el poder porque “la Argentina no es de ellos sino de todos ustedes”.

La Reja Grande, esa localidad olvidada durante décadas fue elegida como el foco social donde el hambre que provoca el macrismo deriva en la ampliación de merenderos. Reja Grande donde la gestión Festa pueda mostrar un ingreso al barrio que antes no existía, acceso recuperado por la insistencia histórica de los vecinos. En este escenario, Cristina Fernández de Kirchner tomó contacto con los que menos tienen y luego fue al encuentro de la militancia ciudadana. En la plaza la ex presidenta de la Nación y candidata a senadora nacional subió a escena acompañada por Walter Festa, Romina Urhig y el automovilista Marcos Di Palma.

Son cinco conceptos, frases y pedidos de la líder de Unidad Ciudadana:

1- El derecho a comer ha pasado a ser un privilegio. Se han cuadriplicado las necesidades, se han triplicado los merenderos. No quisiera venir a ningun merendero, no es una cosa para decir o visitar”.

2- Un gobierno provincial y nacional que no ayuda a ningun partido que no sea peronista. Hay un Estado que se convirtió en posesión de un grupo de empresarios.

3- Hay un feroz blindaje mediatico de lo que está ocurriendo. De tanto es encubrimiento de lo que está pasando. Quería pedirle unos minutos de la vida de cada uno de ustedes para que conversen y convenzan a los vecinos.

4- Sé que ustedes tienen confianza pero sola no puedo. Tenemos que estar unidos. La Argentina no puede ser la empresa privada de nadie. Devuélvanle al pueblo la Argentina. La Argentina no es de ellos, es de todos ustedes.

5- No solamente vienen los pibes del merendero, viene la familia, los abuelos. Viene gente a cenar. No pueden seguir diciendo que está todo bien cuando sabemos que esta todo mal. Los pibes no tienen futuro. No hay trabajo, ni salida. Me parte el alma. Me rompí el alma recorriendo el país inaugurando fábricas, talleres, universidades. Me avergüenza tener que venir a ver merenderos.