Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


ACTIVIDAD BAJO EL PUENTE DE ACCESO OESTE –

Un hecho comunitario, productivo y comercial tuvo una custodia sobresaliente. Un camión hidrante sobre la banquina de Acceso Oeste (mano Capital), presencia de Gendarmes, el GAD (Bonaerense) y Patrulla Urbana.

Los productores nucleados en la Cooperativa Norchicha y el Instituto Municipal de Desarrollo Económico Local (IMDEL) trabajaron la comunicación, el encuentro social y la información. Los compradores que llegaron de distintos barrios de Moreno pudieron nutrirse de productos sanos y de precios que interpelan el esquema comercial dominante. Aurelio, presidente de la Cooperativa Norchicha detalla que esa estructura cubre el 40 por ciento de lo que produce el mercado donde actúa. Lechuga, acelga, tomate y un poco de frutilla».

Cómo es la cadena de distribución para encontrar precios en la verdulería que están muy arriba de los que hoy aplicaron en este verdurazo. Los productores no se llevan la mejor parte

Eso es verdad. Por ejemplo, hoy vendemos un bolsón de lechuga a 30 o 40 pesos y en la verdulería está arriba de los 80 pesos. Con esto no quiero decir que no entiendo a los comerciantes verduleros porque también deben cubrir sus costos y los precios que aumentan por las zonas y el clima.

Cristian trabaja en el IMDEL  en el área denominada Agroalimentaria y afirma que el instituto «trabaja codo a codo con los productores de Moreno, no solo en el apoyo técnico sino para que ellos no utilicen agrotóxicos y agroquímicos porque eso afecta la salud de los consumidores».

¿En qué zona de Moreno están trabajando eso?

Mayormente en Cuartel V, pero también Trujui, partes de La Reja y Francisco Álvarez. Todos son emprendimientos familiares porque no hay grandes magnitudes de campo ni nada por el estilo. Utilizan pocas máquinas y siembran dos o tres hectáreas por familia. Lo que producen se vende en la estrategia comercial que desarrolla el IMDEL todos los viernes en el Mercado Itinerante (Plaza San Martín).

Desde el IMDEL, ¿han trabajado cómo y por qué funciona la cadena comercial en Moreno, donde el valor del producto llega muy elevado al consumidor final?

Si, lo analizamos a comienzo de año e incluso nos reunimos con la Cámara de Comerciantes ya que no podemos exponer todos los días el Mercado Itinerante ya que los precios son muy diferentes a los que tienen las verdulerías donde se llega a un 60 por ciento de diferencia. Por ejemplo Norchicha es un mercado que tiene que pagar el alquiler del galpón donde se encuentra y amortiza parte de ese gasto con la venta mayorista de frutas y verduras.

¿Hay un plan político local para que esta experiencia crezca, me refiero a comprender y utilizar el suelo?

Lo había. Durante los 12 años del kirchnerismo se desplegó el programa Pro Huerta que entregaba kits de semillas para la economía familiar que tenían un proceso de laboratorio pero sin químicos como lo hace Monsanto. Eso se difundió en todo el país creando cultivo, trabajo y vínculo comunitario. Si esa política de Estado se pudiera profundizar creo que se podría lograr una autosustentabilidad de frutas y verduras. En esta jornada se vendió todo pero debo decir que es muy triste ver a tantas familias que vinieron al verdurazo con 30 pesos para comprar algo sano y comer por lo menos un día.

Si da este resultado la estrategia de producción familiar y venta en un Mercado popular, ¿por qué no lo llevan a los barrios donde el hambre es más fuerte que en el Centro de Moreno?

Es fácil la respuesta, por lo menos para mí. No tenemos la logística ni el presupuesto suficiente para hacerlo. Es mucho gasto en combustible, pago de horas extras a los compañeros cuando hoy el Municipio de Moreno está ahorcado económicamente. Ojalá que cuando estemos mejor se haga porque ese es el espíritu del Mercado Itinerante.