NOTICIAS DE MORENO

- BUENOS AIRES - ARGENTINA // contacto@desalambrar.com.ar

Lunes, 27 de Mayo del 2019


Espacio Publicitario

LOCAL / REGIONAL

«Yanina nunca tuvo DNI, llegó a un juicio oral sin documento, para el Estado es nadie»

miércoles, 3 abril, 2019

RELATOS EN EL PRIMER DÍA DE JUICIO ORAL –

En julio de 2017, a pedido de su madre, Yanina Farías fue a cuidar una casilla en Cuartel V, Moreno, con su hija Xiomara de dos años y su hijo Juan, de cuatro. En ese mismo lugar, vivía José Alfredo Leguizamón. Durante 17 días, Yanina fue golpeada, sometida, violada y amenazada.

El 6 de agosto, Leguizamón intentó abusar nuevamente de ella; esa noche, ella se resistió y él la golpeó hasta dejarla inconsciente. Su hijo intentó defenderla y fue golpeado de manera brutal. Luego Leguizamón atacó a Xiomara. Cuando Yanina recuperó la conciencia se dio cuenta de que la nena respiraba con dificultad y perdía el conocimiento. En la UPA de Cuartel V ingresó con su hija. De ahí salió la denuncia contra ella. Quedó detenida. Fue en penal de Magdalena donde compañeras de bloque le contaron que Xiomara había muerto.

En la sala de salud fue maltratada, separada de su hija y denunciada a la policía. Yanina fue detenida cuando volvía con ropa para Xiomara. Nunca entendió por qué la detenían. Xiomara murió a las pocas horas, mientras ella estaba detenida y seguía siendo golpeada en la comisaría 4ª de Cuartel V. Yanina supo de la muerte de su hija mucho tiempo después, cuando se lo contaron otras mujeres presas en la UP N 51 de Magdalena

Yanina Farías (mamá de Xiomara), fue obligada a compartir espacio con Leguizamón, el hombre que efectuó los golpes a la niña de 2 años de edad y que le provocaron su muerte. Los dos están imputados del delito de homicidio calificado agravado por el vínculo.

Esa mujer de Cuartel V, que presenta un retraso madurativo, debió escuchar las declaraciones e imágenes de profesionales que asistieron a su hija en la UPA (Unidad de Pronto Atención) que está sobre la Ruta 24, mientras su ex pareja mostraba indiferencia, desdén y antipatía a las mujeres que ingresaron al recinto.

Militante autoconvocada, forma parte de la Red de Defensorías Territoriales en Derechos Humanos, María Laura Maioja, estuvo las nueve horas de la primer audiencia de juicio oral:

¿Ante qué juicio se encuentra Yanina? ¿Hubo claridad de la búsqueda del Tribunal o del reconocido fiscal de juicio Guillermo Altube?

Fue muy fuerte todo lo que se vivió, siempre en los barrios encontramos esa ausencia de justicia, esas inequidades que existen más allá del delito o acusación que se le haga a las personas, sino que vemos el desconocimiento y la falta de perspectiva no solo de género, en este caso de Yanina, sino hacia las personas con discapacidad y la falta de mirada territorial. Fue fuerte porque está co imputada en el femicidio que comete este tipo, José Alfredo Leguizamón hacia la hija menor de Yani, Xiomara. Desde el punto de vista jurídico es fuerte porque sobran pruebas y está comprobado que José Alfredo Leguizamón mató a golpes a la niña, pero la causa, la condena y la caratula de Yanina son más graves que la del propio asesino, el femicida. Esto lo queremos resaltar una y otra vez, porque a veces el sistema judicial cree que tiene una cuestión aparte, como situación de formas y de imponer cual es la lógica, pero la función real del Poder Judicial es impartir justicia para las personas comunes, de todos los sectores sociales y condiciones socio económicas, y por supuesto que muchas veces que hay personas con discapacidad, intelectual en este caso, que llegan a un juicio y que a veces cometen un delito, como en este caso sería Yanina, pero no hay apoyo ni contemplación para adecuar estos procesos fríos y deshumanizados para las personas que no tienen una vida soñada como la de las personas que nunca terminan yendo a la cárcel…»

Yanina está presa, ¿y Leguizamón?

Él también está detenido, en la Unidad 45 de Melchor Romero, una cárcel cuya característica general es que en su mayoría son presos que están por salir en libertad o con buenos informes y demás. Desde el punto de vista de la realidad de él, al lado de Yanina la está pasando bárbaro. Si bien llegó solo al juicio, no había familia ni nadie acompañándolo, mientras los testigos declaraban él ponía caras como diciendo “que está diciendo esta persona”, recordemos el femicidio de una niña de 2 años a golpes, nunca se lo vio con mirada de arrepentimiento y es muy raro cuando una se cruza con estos especímenes porque una no podría levantar ni siquiera la mirada, aunque no hubiera sido la ejecutora del hecho, él nos miraba y miraba para todos lados, de a ratos se reía como diciendo “mirá lo que me quieren endosar”. Fue muy fuerte que Yanina estuviera en la misma sala siendo juzgada, siendo víctima de esta persona y principal damnificada sobre el hecho que termina con la vida de su hija.

AUDIO 1

Te pregunté por el direccionamiento que tiene el fiscal de juicio Guillermo Altube, buscando ahondar en la gran o supuesta responsabilidad de la madre ante el hecho, ¿hubo sorpresa?

Creo que no, es mi visión, la verdad no esperábamos que nos sorprenda para bien porque es el mismo fiscal que llevó hasta las últimas consecuencias las imputaciones de las hermanas Jara, recordemos que ellas fueron liberadas pero con una condena. Creo que lo que si falta es perspectiva de género y esta falta de mirada territorial, la discapacidad es un escándalo porque nunca la Justicia descarta si la persona tiene o no discapacidad, es un hecho gravísimo, pero me parece que la mirada es como la de un tipo bien que tiene una familia y dice “es la madre y tiene que cuidarla” como si esa madre tuviera todas las herramientas.

Creo que por ahí el planteo que está haciendo el fiscal es que la madre, Yanina, no supo cuidar a Xiomara.

Exactamente, está buscando en los testigos una situación donde los vecinos, en los barrios, se juntan a darse manija y hasta a inventar lo que no se vio o no se pudo ver. Es complicado cuando se escucha como únicos testigos a vecinos, las personas que viven en barrios muy vulnerados, que están muy acumulados y tienen conflictos por un pedazo de terreno, un alambrado, un perro que hizo pis o caca en la vereda. Nos llama mucho la atención pero los tiempos de la justicia son así, pero no pueden seguir siendo así. Altube (el fiscal de juicio) dice haber heredado de Moreno una causa con esta carátula pero nunca se tomó el trabajo, él no iba a hacer nada para cambiarla o para seguir investigando. Tranquilamente tendrían que haber puesto fecha para la semana siguiente que les llegó la causa. Creo que la idea de él es transmitir su lógica personal de cómo se maneja en su vida, con pensamientos totalmente burgueses y misóginos, trasladar su mirada que es totalmente poco ético con su función, a una piba pobre, vulnerada y es uno de los casos con la piba más vulnerada que me ha tocado acompañar en mi recorrida. Yanina nunca tuvo DNI, llegó a un juicio oral sin documento, para el Estado es nadie, pero ese mismo Estado que la abandona, no le da un número de documento. Fue madre, atravesó un montón de situaciones en las que el Estado debería haber estado presente y en esa situación de no tener identidad llega a un juicio oral y público. Eso es gravísimo, siguen rompiendo vidas de pibas que ya estaban rotas antes de caer en cana.

AUDIO 2

¿Cómo vieron a Yanina en el primer día de juicio oral?

Estaba totalmente rara. Hay situaciones que no pueden comprender, viene de una familia muy vulnerada en la cual está muy naturalizada la violencia, pero así y todo testificaron médicos de la Unidad de Pronta Atención, dijeron cosas muy fuertes y creo que ella nunca lo había escuchado antes. Quisimos preservarla durante mucho tiempo cuando estuvo en el penal, pero en la parte final (antes del juicio) empezamos a hablarle de estas cuestiones para intentar evitar cualquier dolor, pero el cimbronazo, el baldazo de agua fría que recibe una mujer cuando debería estar como testigo principal del hecho y está como co imputada, llega ese momento donde tiene que escuchar las peores cosas de las cuales el Estado debería haberse ocupado de protegerla y darle un abordaje, un tratamiento psicológico a ella y a sus hijos, pero esto nunca ocurrió. Fue una audiencia de unas nueve horas, con dos cuartos intermedios cortitos. En un solo momento se descompensó porque no tomó agua ni comió en ningún momento de la audiencia, tuvieron que sacar para atenderla, pero lo soportó mejor de lo que yo hubiera esperado. Pude abrazarla, decirle que tenga fuerza, tuvo mucho apoyo. No debería, bajo ningún punto de vista porque hay leyes que la protegen como mujer víctima, haber estado en la misma sala del femicida de su hija, pero los intereses y los tiempos de la justicia siempre van por otro lado que es condenar a una mujer por no haberle salvado la vida a su hija.

AUDIO 3

La segunda jornada de juicio oral en el Tribunal N° 4 de Mercedes será el próximo lunes 8 de abril.







Temas Relacionados


Fiscalías


Artículos Recientes

domingo, 26 mayo, 2019

Cómo puede ser




Espacio Publicitario






Espacio Publicitario


Siga a Desalambrar

Archivo

Espacio Publicitario












Desalambrar / Noticias de Moreno - contacto@desalambrar.com.ar