Desalambrar NOTICIAS DE MORENO

- BUENOS AIRES - ARGENTINA // contacto@desalambrar.com.ar

Viernes, 14 de Agosto del 2020


Espacio Publicitario

image PAIS / MUNDO

CORTO MALTÉS

Sinónimo de aventura

Sábado, 1ro de noviembre de 2014

Por Fernando Ochoa. — El Corto Maltés de Hugo Pratt, es una obra maestra de la historieta argentina, más allá de no ser una creación realizada en el país y que su autor es italiano. Es sinónimo de aventura en su estado puro, pero además es la excusa del dibujante para crear un relato donde muchas veces en la enunciación gráfica aparece un relato íntimo, casi su crónica personal, apelando a la voz de quien recuerda y, al mismo tiempo, libera su propia vida.
En el Corto Maltés, se percibe en cada cuadro, la necesidad de contar, de expresar de un hombre que fue el primer autor de historieta en nuestro país que dibujó secuencias mudas y manejó el ritmo narrativo entre la obra y el lector. En un viejo artículo de 1984 publicado en “Clarín Cultura y Nación”, un suplemento del diario argentino, el escritor Juan Sasturain, en pocas palabras, hizo profunda síntesis de esta obra cumbre del autor: “Pratt sintetizaba en el Corto Maltés veinte años de búsqueda personal y profesional: había encontrado el sujeto para vivir la aventura a su manera y el tono y la voz para contarla”.
Corto Maltés, fue para Pratt la excusa para poder contar su historia personal y tener elementos que la convirtieron con el paso del tiempo, en una obra literaria por excelencia.

RELACIÓN DIRECTA

En varias de las entrevistas que le realizaron en su vida como profesional, Hugo Pratt explicó el ingrediente primordial en el Corto Maltés: “La aventura es hija de la imaginación, y deriva de advenire, lo que ha de venir, la búsqueda de algo diferente. Cuando paso un momento difícil, abro cualquier puerta de la fantasía y voy al encuentro de una historia maravillosa”. Además, a piel descubierta brindó nombres y apellidos de autores que son influencia directa en las historias de este marinero universal: “Reconozco influencias literarias de Conrad, London, Zane Grey, Kipling, Oesterheld y Ongaro. Con esto quiero decir que, desde un punto de vista narrativo, soy un poco hijo de cada uno de ellos”.
En el prólogo de la edición de la colección “Biblioteca Clarín de la historieta", Umberto Eco realizó una simbiosis maravillosa entre Pratt y su personaje: “Un día en la presentación de ya no recuerdo que libro, me encontré con él en la terraza Martini de Milán y le presenté a mi hija, que entonces era chica pero ya le gustaba leer sus historias, y ella me susurró al oído que Pratt era el Corto Maltés. Solo un niño puede decir que el rey está desnudo. Pratt no tiene la estatura del Corto ni su figura estilizada, pero, mirándolo bien, de perfil, tuve que admitir que en cierto modo era verdad: la línea de la nariz, la boca, no lo sé (…) Pratt se estaba buscando (fantaseaba con el lápiz, preguntándose como querría ser; ahora lo sabe, como un elfo) y buscándose perseguía sueños errantes”.

NACE UN PERSONAJE UNIVERSAL

En 1967, en la revista italiana “Sgt. Kirk”, publicación que concentra su contenido en la “obra argentina” de Pratt, nace Una batalla del Mare Salato (La balada del Mar Salado) donde el Corto Maltés hace su aparición en el mundo de las viñetas, atado en una balsa, condenado a morir de hambre y de sed. El episodio completo de esta novela gráfica fue realizado en entregas semanales que duraron dos años. De esta manera, Hugo Pratt, se instalaba en el mundo del “comic de autor”.
Las aventuras de Corto Maltés, se publicaron principalmente en Europa y en algunas revistas de nuestro país, por ejemplo en la revista Skorpio, donde fue el personaje de tapa del primer número de esa iniciativa gráfica.
El aporte narrativo desde el lenguaje literario y desde la gráfica en cada viñeta, es el principal rasgo distintivo que aparece en la inicial aventura de Corto Maltés. Juan Sasturain, describió esa poderosa arma narrativa del autor: “Hugo Pratt siempre ha dibujado espacios abiertos, prácticamente jamás historias bajo techo: el mar es la forma extrema de lo amplio, lindante con el vacío, lo más parecido al infinito, la falta de caminos, la metáfora de la pequeñez humana del azar como regla que gobierna encuentros y desencuentros. Por eso en Pratt, el mar no es sólo el lugar privilegiado de la aventura sino que suministra la perspectiva, la mirada que rige el relato”.
En las otras aventuras, el hombre de mar prácticamente no protagoniza nada y su presencia es la excusa para desarrollar la historia de otros. Igualmente, el lector adoptó como propio al marinero que trabó amistad con Rasputín y en una de sus encuentros con la acción, con el mismísimo Stalin y que viajó por todo el mundo, instaurando su propio criterio de justicia.

MI BUENOS AIRES QUERIDO…

En esos años de producción, Pratt, tenía muy presente esa ciudad que conoció cuando llegó al país en 1951 Buenos Aires, donde el tango y los bares nocturnos eran parte del escenario porteño. Cuando en 1979 regresó al clima porteño, fue a visitar uno de esos viejos locales y ahí mismo se dio cuenta que él ya no era el mismo y la ciudad tampoco. “El lugar no cambió demasiado y está la vieja victrola, pero no la parda de entonces. El local estaba vacío y la chica que nos sirvió dos cervezas estaba oxigenada y fajada en un par de desteñidos jeans. Para alegrar el melancólico clima puso en el viejo fonógrafo, eléctrico ahora. La música y la voz eran de Stevie Wonder”. Además, el aire de dictadura se respiraba en el aire. La desaparición de su socio artístico de sus primeros éxitos como dibujante, Héctor Germán Oesterheld, le marcó el dolor en su corazón y acrecentó la nostalgia de un Buenos Aires instalado en sus recuerdos. Pratt, se dio cuenta que nada tenía que ver esa gris y dictatorial ciudad con la de su juventud. Esa añoranza se manifestó sin ocultamiento en la saga de Corto Maltés, “Tango”. Desde la primera aparición del marinero en esta historia, la libre voz de Pratt se posiciona como enunciador y pregunta al lector; ¿Queda alguien, todavía? La muerte en la ciudad de las dos lunas, es la metáfora perfecta que trabaja en el argumento, para ilustrar su semblanza con el pasado.

EL REGRESO DEL ERRANTE

El Corto Maltés terminó en 1992 con “Mû, el Misterio del Continente Perdido”. Luego de esta historieta, Pratt no dibujó más aventuras completas del marinero. El mismo autor explicó la decisión de sacar de escena a su hombre de agua: “En un mundo donde todo es electrónico, donde todo se encuentra calculado e industrializado, no hay lugar para el Corto Maltés”. Igualmente, Pratt apuntaló la posibilidad de continuidad por otros artistas: “No le temo a la idea de que algún día alguien pueda retomar Corto Maltés”.
Hugo Pratt, falleció el 20 de agosto de 1995, por un cáncer de intestino, dejando huérfano a su personaje más reconocido mundialmente. En los primeros días de octubre de 2014, los medios de comunicación europeos, difundieron la noticia: “Vuelve Corto Maltés”.
Veinte años después, el personaje volverá a tener vida en su trigésima aventura, esta vez a cargo de dos autores españoles; el guionista madrileño Juan Díaz Canales y el ilustrador barcelonés Rubén Pellejero. El hombre a cargo de escribir el nuevo argumento, Juan Díaz Canales, describió en pocas palabras el significado de retomar al Corto Maltés: “Lo que mejor que define el sentimiento ante un encargo así es que es un auténtico honor. Una responsabilidad enorme. Hay pocas figuras que tengan tanta importancia dentro del mundo del cómic. Es como poner en tus manos un monumento”. En esa misma sintonía, Pellejero, el encargado de seguir las huellas gráficas del creador del hombre de mar, asumió que no es una tarea simple retomar la vida del personaje: “No es fácil, porque además Corto Maltés, con el tiempo, fue evolucionando a nivel gráfico. Esto representa todo un reto. La forma de entender Hugo Pratt la imagen aventurera ha sido para mí un referente durante mucho tiempo, esa forma de contar muchas cosas con pocos elementos. Mi trabajo consiste ahora en intentar reflejar el alma que desprenden sus dibujos, ya que encierran una atmósfera muy especial y compleja, conseguida, sin embargo, con suma sencillez”.
El nuevo viaje del errante está previsto para octubre de 2015 y va aparecer simultáneamente en lengua francesa y neerlandesa editado por Casterman, en italiano en Rizzoli - Lizard, mientras que Norma Editorial se hará cargo de la edición en lengua española.

En las más de veinte aventuras del marinero errante, Hugo Pratt dejó sus huellas al escribir con un lenguaje renovador para el género; “dibujo- escritura”. A su obra le aportó rasgos de su propia vida e hizo a enamorar a jóvenes lectores de su eterno marinero. Es por eso que el Corto Maltés sigue vigente en los lectores de historieta y de la literatura universal. Ese hombre, sombrío y melancólico, que siempre espera que el viento lo empuje hasta algún pueblo con brisa de justicia tardía, para sumergirse en el agua infinita de la aventura, invita en cada página a vivir a un mundo que ya no existe, pero que es tan humano y a la vez infinito.


 



Temas relacionados


Congreso Nacional


En la misma semana

30 de octubre de 2014

Antes que bajen las aguas

EL FENÓMENO Y SUS CONSECUENCIAS

29 de octubre de 2014

Un lugar recurrente

TRES CENTROS DE EVACUADOS EN MORENO

29 de octubre de 2014

Víctimas, así debemos llamarlas

INUNDACIONES EN MORENO

Espacio Publicitario






 
Espacio Publicitario

JPEG - 27.4 KB

 
Siga a Desalambrar



 
 

Espacio Publicitario

 
Espacio Publicitario

JPEG - 23.2 KB

 
Últimos Comentarios

"Esta gestión no para, el intendente no para, a pesar de los inconvenientes económicos"

Un comentario de Fabian Ferreyra

Domingo, 24-07-2016

"Esta gestión no para, el intendente no para, a pesar de los inconvenientes económicos"

Un comentario de Fabian Ferreyra

Domingo, 24-07-2016

"Es un proyecto que está bajo análisis"

Un comentario de Fabian Ferreyra

Sábado, 11-06-2016
 





Desalambrar / Noticias de Moreno - contacto@desalambrar.com.ar