Desalambrar NOTICIAS DE MORENO

- BUENOS AIRES - ARGENTINA // contacto@desalambrar.com.ar

Viernes, 14 de Agosto del 2020


Espacio Publicitario

image PAIS / MUNDO

HERNÁN EL CORSARIO

La aventura hecha historieta

Miércoles, 14 de enero de 2015

Por Fernando Ochoa. - El dibujo de José Luis Salinas en “Hernán, el corsario” fue toda una revelación para la historieta argentina. Con un fuerte pulso en la aventura, la saga se convirtió en un clásico de las viñetas, piedra fundamental de la carrera de un artista que transitó su oficio en la constante búsqueda de la perfección de su trazo.

En 1936 en la revista “Patoruzu” se publicó Hernán, el corsario. La idea del propietario de esa publicación, Dante Quinterno, era poder competir con la tira de aventuras que publicaba el diario El mundo, “Quique, el niño pirata”. En la entrevista realizada en 1980 por el periodista y escritor, Juan Sasturain, el dibujante, José Luis Salinas recordó el origen de su primera historieta; “Lo primero que hice fue El Corsario Negro, tome la novela de Salgari y empecé a ilustrarla. Con lápiz andaba muy bien pero con la tinta no. Carecía del training que me daría luego la practica con Hernán. Pero fue precisamente el lápiz del Corsario Negro lo que le mostré a Dante Quinterno, quién me preguntó si quería hacer una historieta para él. Le dije que sí. Entonces me pidió una historia de piratas”.

El protagonista de la serie es un joven que encarna la aventura en el sentido más clásico y puro. Donde se cumple una de las convenciones del género, el héroe siempre sale airoso de las dificultades que se le presentan gracias a su coraje o al azar. Las tramas argumentativas están sostenidas en el engranaje literario de Salgari, fusionado con elementos del folletín. Es el propio Salinas quién describió las técnicas utilizadas en su obra prima: “En el trabajo que venía realizando en una agencia de publicidad aprendí precisamente a manejar las masas, la compensación de los negros, el equilibrio que da la diagramación. Además, la diversidad de estilos. Como trabajaba adentro, hacía de todo; tanto letras como completar dibujos, imitar a Alejandro Sirio o a Gibson…Incluso aprendí a manejar el pincel, ya que cuando empecé solo usaba pluma (…) Hernán está hecha todo a pincel. En lo que respecta a los encuadres y enfoques, eso viene del cine”.

En épocas, donde la red social Facebook no existía y la internet no era el corazón de la información, Salinas, se inspiró en la literatura de aventuras y en la estética gráfica de Harold Foster que deslumbraba en esos tiempos desde sus dibujos en la serie Tarzán: “Lo que hacía Foster yo trataba de hacerlo porque veía que tenía razón: había veces que la acción pedía más espacio. Trabaja semanalmente a la manera de las dominicales de Foster. En un principio, sobre todo, se nota el peso del dibujo en la construcción de la trama; lo que impulsa el argumento es el deseo de dibujar determinadas cosas, como un pez martillo, por ejemplo…Las ganas de dibujar determinan la aventura”.

En Hernán, el corsario, abundan los cuerpos musculosos, saltos congelados en el aire y remarcados con rayitas, pelos al viento. La historieta tiene un ritmo cinematográfico y una estética que se adelantó años luz a la saga exitosa de Disney; “Piratas del Caribe”. La historieta fue una obra de vanguardia para la industria local. En su primer trabajo, Salinas, sorprendió a los lectores y editores con una precisión gráfica que no parecía ser el trabajo de un novato.

SALINAS: UN ARTISTA FUERA DE TIEMPO

Juan Sasturain, escribió años atrás, un preciso diagnóstico del dibujante de Hernán, el corsario; “Salinas, el ilustrador brillante, el anatomista riguroso, el PROPIETARIO NATURAL de la fauna salvaje y de los trajes de época…Simultáneamente, con un mismo gesto, despliega nuestra primera gran historieta de aventuras, funda una tradición y se constituye en modelo de difícil acceso, casi un límite para las pretensiones de quienes lo siguen: NADIE puede dibujar sus caballos, las escenas de acción multitudinaria, un abordaje, un flanco de tigre…Y no es demasiado decir que toda la obra posterior-de las adaptaciones de los clásicos de aventuras al Cisco Kid- son sólo y nada más que modulaciones variantes leves, alardes de destreza de documental o compositiva dentro de un estilo que tiene su techo propio en el clasicismo. De ahí la homogeneidad impresionante de su obra. Sin fisuras ni claudicaciones, sin saltos ni cambio de rumbo: no hay aprendizaje y búsqueda en Salinas, sino desarrollo fluido, perfeccionamiento. Como un modelo exitoso de automóvil, cada nueva entrega suma detalles a un módulo básico, inmodificable: es el espectáculo de la perfección siempre nueva y la misma. Por eso en la historia de la historieta nacional, Salinas está solo”.

En diálogo con la revista de historieta “A Tiza y Carbón”, José Luis Salinas, el nieto del dibujante, puntualizó en la importancia de Hernán, el corsario, en la fabulosa carrera del ilustrador de aventuras: “Mi abuelo se inició haciendo publicidades como ilustrador, hizo la primera publicidad de Coca Cola y varias de la época. En 1936 realizó esa historieta que para esos años es un trabajo avanzadísimo”.

- Su padre, Alberto Salinas era también dibujante de historieta ¿Cómo era el vínculo con ambos?

Era loquísimo sobre todo para la gente que te rodea, para mí que nací con eso era lo más natural. Mi programa era ir al estudio de ellos y quedarme horas viéndolos trabajar, mientras escuchaban música clásica. Mi abuelo tenía en esa época toda la colección de libros de Salgari y después me los regalo, pero antes de niño me volvía loco cuando iba a su casa, para un chico toda esa aventura era como ir a Disneylandia. Tanto mi padre como mi abuelo consideraban que con lo que hacían enseñaban. Entonces más allá del entretenimiento y la aventura, te puedo asegurar que en sus dibujos, por ejemplo en los trajes de soldados, cada uniforme tiene la cantidad de botones que corresponde, porque se pasaban días enteros investigando y cada cosa que hacían tenía un respaldo histórico.

- Da la sensación que preferían priorizar en la calidad y no en la cantidad

Exacto. A ellos les pedían producción pero siempre priorizaron la calidad a la producción, los dos, mi padre y mi abuelo, elegían ganar menos plata y producir menos pero mantener la calidad que los satisfacía. El gran legado fue la calidad ante todo, por sobre la guita, por sobre todo, no para recibir un aplauso, sino por una cuestión de principios, tenían que cumplir con su puntaje máximo. Ellos ponían el alma en lo que hacían, buscaban la excelencia en su trabajo.

- ¿Cuál fue el proyecto que su abuelo no llegó a concretar?

Quería hacer una enciclopedia de animales. Cuando era pibe, mi abuelo me llevaba al zoológico, todos llevaban una cámara de fotos, él llevaba un block de hojas, por ejemplo se pasaba media hora viendo como cruzaba la pata el león. Él era un experto trabajando la tinta china con pincel seco. Cada vez que se ponía a dibujar se transportaba, tenía tanto alto nivel de fantasía, que podía hacer lo que quería.

La obra de Salinas es fundamental a la hora de analizar la historia de la historieta argentina. Sus grandes despliegues en las batallas de piratas y la fiel interpretación de animales en sus dibujos, lo convierten en un adelantado a sus tiempos. Su trabajo en Hernán, el corsario, es el reflejo fiel de una época de las viñetas locales que ya no existe, pero a la vez funcionan como parámetro primordial a seguir para los jóvenes dibujantes que eligen el duro oficio de hacer historietas.

En este verano de altas temperaturas, Desalambrar los invita a revisar esta historieta como un buen chapuzón para naufragar por una de las mejores historietas de aventuras hechas por estos lados del continente.


 



Temas relacionados


A Tiza y Carbón


En la misma semana

14 de enero de 2015

Sistematizar la barbarie

ANUARIO DESALAMBRAR 2014

14 de enero de 2015

"No me cabe duda que de ser aprobado el pliego será recusado por la Cámara de Transporte"

FRAGMENTACION EN EL BLOQUE FRENTE PARA LA VICTORIA

14 de enero de 2015

Inexplicable violencia

ATAQUE A UNA MURGA

Espacio Publicitario






 
Espacio Publicitario

JPEG - 27.4 KB

 
Siga a Desalambrar



 
 

Espacio Publicitario

 
Espacio Publicitario

JPEG - 23.2 KB

 
Últimos Comentarios

"Esta gestión no para, el intendente no para, a pesar de los inconvenientes económicos"

Un comentario de Fabian Ferreyra

Domingo, 24-07-2016

"Esta gestión no para, el intendente no para, a pesar de los inconvenientes económicos"

Un comentario de Fabian Ferreyra

Domingo, 24-07-2016

"Es un proyecto que está bajo análisis"

Un comentario de Fabian Ferreyra

Sábado, 11-06-2016
 





Desalambrar / Noticias de Moreno - contacto@desalambrar.com.ar