Desalambrar NOTICIAS DE MORENO

- BUENOS AIRES - ARGENTINA // contacto@desalambrar.com.ar

Martes, 11 de Agosto del 2020


Espacio Publicitario

image PAIS / MUNDO

SHERLOCK TIME

Primer paso de un desafío

Lunes, 29 de diciembre de 2014

Por Fernando Ochoa. — Con Sherlock Time, el guionista Héctor Germán Oesterheld y el dibujante, Alberto Breccia, logran renovar el lenguaje enmohecido de la historieta argentina. El primer episodio de este personaje detectivesco intergaláctico, apareció por primera vez en 1958, en el número 6 de la revista Hora Cero Extra! de la Editorial Frontera. Esta saga tiene un valor primordial para la historia del género hecho en nuestro país, debido a que es la primera vez, que la experimentación de Breccia seduce a lectores y a sus colegas, por su adelantado labor técnico y estético empleado en esta aventura gráfica.
Sherlock Time fue el puntapié inicial para nuevas experiencias artísticas del dibujante que por 12 años de trabajo estuvo a cargo del famoso detective porteño de la historieta “Vito Nervio”, que se publicaba en la revista de aventuras “Patoruzito”, con guiones a cargo de Leonardo Wadel. Pero también, fue para el guionista y dueño de la Editorial Frontera la oportunidad de fusionar la estructura de las novelas de terror, los giros y los procedimientos más característicos del relato policial clásico.
Lo novedoso del personaje que le daba nombre a la serie, es que era un extraterrestre, lo que llevó a la hora de catalogar las aventuras, como parte del universo de la ciencia ficción. Solo once capítulos: La Gota, El ídolo, Superaraña, El Uko, El viuda, La trampa, Un cuento, El tranvía, Un crimen, Tres Ojos y El sacrificio, alcanzan para convertir en un clásico a Scherlock Time.

En 1959, Frontera tenía a dibujantes notables de historieta, como Solano López, Arturo de Castillo, Pratt, Moliterni, Roume, entre otros. Además, los argumentos de los hermanos Oesterheld, instalaron a sus historietas en el lugar de las aventuras para los jóvenes lectores que eran deslumbrados por las publicaciones que se encontraban en los kioscos de diarios. Es por eso que el ingreso de Breccia al staff, fue anunciado en el número 5 de Hora Cero Extra! en un aviso publicitario: “He aquí las dos últimas adquisiciones que enriquecerán aún más a Hora Cero. El incomparable dibujo de ALBERTO BRECCIA, uno de los pocos verdaderos señores de la historieta (creador de Vito Nervio, Pancho López, etc.) y SHERLOCK TIME, otro extraordinario personaje que, pleno de vigor y de originalidad, se incorpora a nuestro imbatible seleccionado de grandes héroes”.

UNA DUPLA IMBATIBLE

Es la primera vez que Oesterheld y Breccia, trabajan en conjunto, siendo el resultado una historieta renovadora en la vida de ambos autores. En una vieja entrevista, el dibujante recordó los motivos centrales que impulsaron su ingreso a la empresa Frontera: “Un día, andando por Palermo en ese auto me dice Hugo Pratt, "vos sos una puta barata porque pudiendo hacer un buen trabajo, estás haciendo Vito Nervio, que es una mierda” (…) Al poco tiempo, después de haber salido varios números de sus revistas, me llama Oesterheld y me dice "tengo un guión para vos si te interesa”. Lo recibo, era Sherlock Time y veo la oportunidad para demostrar que yo no era una puta barata”. Además, Breccia señaló que en esos episodios para la editorial Frontera surgió una fuerte relación de respeto mutuo entre el dibujante y el guionista del mundo de las viñetas: “Héctor fue el que abrió el camino para que luego los siguieran guionistas como Trillo, Saccomano, Sasturain y muchísimos más de primer nivel. Héctor había roto con la mistificación del bueno sin fallas y el malo sin errores”.

La conjugación de Breccia y Oesterheld en Sherlock Time, fue aire fresco a la hora de hacer historieta de aventuras. Los dibujos mostraron al lector un profundo estudio sobre claroscuros, luces y sombras que luego Breccia, seguiría experimentando en sus futuras obras. Si en Vito Nervio las viñetas eran pequeñas, produciendo que las figuras fuesen más pequeñas; pero faltaba un requisito esencial para poder modular significantemente las líneas, es decir, una dimensión suficiente de las figuras para dejar espacio a los detalles. En Sherlock Time esto cambia, los cuadros disminuyen en su cantidad, dejando espacio para poder agrandar cada viñeta, lo que le permitió al dibujante explorar nuevos caminos estilísticos que antes le resultaba muy difícil de realizar.
El dibujante Roberto Fontanarrosa, señaló un aspecto estilístico central de esa primera colaboración entre Breccia y Oesterheld: “Un dibujante debía ser muy pero muy valeroso para meterse en aquella casa. Fundamentalmente porque, allí dentro, había desaparecido cierta referencia espacial y habían desaparecido, más que nada, las líneas. Y eso es desconcertante para alguien que dibuja y que, fundamentalmente, como yo, se había quedado pegado con el estilo nítido y lineal de Roy Crane, por ejemplo (…) Allí dentro, en la densa oscuridad de la casa, no había líneas. Sólo una colisión de blancos y negros. De delgadas franjas de luz que se filtraban por las rendijas de los ventanales cerrado e iban a chocar contra los polvorientos muebles, modelando las formas. Para colmo, la casa estaba llena de adornos, de jarrones, de candelabros, de objetos de arte. Y a todos los corporizaba Alberto contrastando los volúmenes”.
Ese cambio de timón, fue de difícil compresión para los lectores que seguían el trabajo de Breccia en la revista Patoruzito. Carlos Nine, sintetizó con su experiencia personal, la idea generalizada: “La verdad que no podía creer que fuera el mismo dibujante que hacía Vito Nervio meses atrás. Pensé que se había vuelto loco”.

El escritor y periodista, Juan Sasturain, apuntaló la importancia de esta obra para el género: “Sherlock Time no se pareció a nada de lo que se había hecho hasta entonces en el género de ciencia ficción dentro del medio de la historieta. Oesterheld planteó su clásico esquema-narrador y testigo- involucrado con el héroe y partícipe de la aventura conjunta. Pero le dio una vuelta de tuerca: Sherlock Time tiene un costado oscuro, secreto, una sabiduría escéptica, hecha de haber visto mucho y más allá, que lo hace lejano y amable”.
En el invierno de 1988 en la entrevista realizada por César Vidal y José Mouzo y publicada en la revista HGO, Alberto Breccia recordó el primer vínculo laboral con Héctor:

HGO- En Sherlock Time ¿Le gustaba lo que hacía?

- Sherlock Time me gustaba. Ahora ya no porque me parece muy pobre.

HGO- ¿Cuál fue el episodio que más le gustó?

- La Gota

HGO- El episodio “Tres ojos” es un adelanto total de Alien

Exacto. Y creo que el guión de la película esta afanado de esta historia. Con perdón de los señores del norte, que roban bastante.

HGO- ¿Qué diferencia encuentra entre los guiones de Trillo y los de Oesterheld?

No se pueden comparar, son otra cosa, otra época, Héctor jugaba mucho con la aventura. Había roto con la mistificación del bueno sin fallas y el malo sin errores. Héctor fue el que abrió el camino para que luego lo siguieran guionista como Trillo, Saccomanno, Sasturain y muchísimos más de primer nivel.

Sherlock Time se publicó en HORA CERO EXTRA y en HORA CERO SEMANAL entre los años 1958 y 1959. Más tarde se editó en Europa y en los años setenta la revista PIF-PAF de Editorial Record volvió a publicar la serie completa en Argentina. En 1995, la serie se convirtió por primera vez en libro para la Editorial Colihue. La demora en hacer una compilación de esta obra fue porque Alberto Breccia no quería que se volviera editar. Así como lo señaló en la entrevista de HGO, el dibujante siguió confesando su malestar por ese trabajo: “Mis trabajos mientras los estoy haciendo me gustan, algunos me siguen gustando, otros ya no me interesan…Sherlock Time es una porquería, después tengo una sobre aventuras que estuve mirando y no me gusta para nada, de Mort Cinder algunas cosas me agradan, algunas”. Este inconformismo hizo que él buscara nuevas herramientas y técnicas para su desarrollo expresivo. Es por eso que Sherlock Time es la muestra de lo que vendrá en la vida del dibujante y del guionista.

Alberto Breccia y Héctor Germán Oesterheld fueron tipos de carácter que llevaron nuevas técnicas que hicieron evolucionar a la historieta argentina y universal. Son ETERNOS REVOLUCIONARIOS que perduran en épocas que el ritmo del mundo es marcado por Internet y todos los adelantos tecnológicos que produce la industria cultural de estos tiempos.


 



Temas relacionados


A Tiza y Carbón


En la misma semana

28 de diciembre de 2014

Y todo a media luz

¿NO HABRÁ SESIÓN PARA TRATAR EL PLIEGO DEL TRANSPORTE?

26 de diciembre de 2014

Entre la rebeldía y la solidaridad

A DOS AÑOS DEL ASESINATO DE FLORENCIA "LA CHINA" CUELLAR

24 de diciembre de 2014

"Es una de las leyes más siniestra y vergonzosa de los últimos tiempos"

SÓLIDO AVANCE DEL NEOCOLONIALISMO

Espacio Publicitario






 
Espacio Publicitario

JPEG - 23.2 KB

 
Siga a Desalambrar



 
 

Espacio Publicitario

 
Espacio Publicitario

JPEG - 27.4 KB

 
Últimos Comentarios

"Esta gestión no para, el intendente no para, a pesar de los inconvenientes económicos"

Un comentario de Fabian Ferreyra

Domingo, 24-07-2016

"Esta gestión no para, el intendente no para, a pesar de los inconvenientes económicos"

Un comentario de Fabian Ferreyra

Domingo, 24-07-2016

"Es un proyecto que está bajo análisis"

Un comentario de Fabian Ferreyra

Sábado, 11-06-2016
 





Desalambrar / Noticias de Moreno - contacto@desalambrar.com.ar