Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región


Miguel está en su silla de ruedas pero de pie. Invita a todas las personas que escuchan su palabra en el Hall de la Maternidad Estela de Carlotto que no olviden de preguntar qué hacían o recuerdan del 24 de marzo de 1976.

Miguel no olvida los nombres, hay vacíos momentáneos, pero retoma en esa descripción que duele, que atraviesa generaciones, que clama verdad y justicia.

Es Miguel Fernández militante de causas que no están perdidas, quien informa sobre aquellas mujeres que en sus vientres llevaban vidas al momento de ser atrapadas. La historia que puede reconstruir surca cada rincón de la Maternidad donde los partos son humanizados y respetados. Por supuesto que Miguel no olvida a Rolo Freire….recuerda e invita a no olvidar:

Vos dijiste, el 75 porciento de los que provocaron y llevaron adelante en la noche más oscura, las desapariciones, la apropiación de niños /as, las torturas; el 75 por ciento de esas personas están en su casa con aire acondicionado y los 30000 no están. Dijiste, de 9 mujeres de Moreno, solo una pudo volver y vivir

Cuando hablo del 75 por ciento de los condenados son los milicos identificados, nosotros tenemos en la Argentina más de 500 centros clandestinos de detención, aparte de los espacios legales si querés llamarle como la comisaría. Imaginémonos diez tipos por centro clandestino, pero mínimo, un grupito muy chiquito, ya tenés cinco mil y no hemos condenado cinco mil, ni hemos llevado a juicio a cinco mil porque no están identificados. La identificación la hicieron los sobrevivientes o un milico que declaró y en el testimonio nombró a alguno de los milicos o por documentación hemos relacionado que el jefe de acá de Moreno, era Hernández que se murió en su casa y murió inocente, porque no se lo pudo condenar, ahí saltan los milicos que estaban con él. Que tampoco hay una acusación directa, por ejemplo, en la comisaria de Moreno hay sobrevivientes que pueden identificar a algunos de los milicos.

Pero fijate la dimensión, el 75 porciento de los identificados, estamos hablando de un número pequeño para lo que fue esa enorme operación, no se lo puede identificar, pero después dijiste un número, son 9 mujeres, solamente una pudo salir del infierno, ¿y el resto?

Mirá, salió con su hija Fernanda, porque Celina parió en Campo de Mayo. Primero estuvo secuestrada en el Vesubio con su compañero y muchos compañeros de la agrupación donde militaba el marido. Tuvo la suerte de que alguien la absolviera y la dejara salir en libertad, porque no dependía de vos vivir o morir en el centro clandestino, no dependía de vos.

El testimonio de Celina fue muy importante, lo destacaste y subrayaste para la condena a uno de los jerarcas de esta destrucción masiva, de ese genocidio

Sí, uno de los jerarcas más conocidos que es Videla, en base al testimonio de ella y otros conocidos lograron darle 50 años de prisión a Videla, que murió en la cárcel, uno de los pocos genocidas que muere en la cárcel porque otros de los genocidas importantes que tenemos como Etchecolatz, cada semana le están por dar la domiciliaria y toda la semana hay que movilizarse para que no le den la domiciliaria, y poner los pocos abogados que tenemos a trabajar para evitarlo.

Todos los 24 de marzo escucho el documento de Memoria, Verdad y Justicia, del espacio, y siempre pide desclasificar los documentos. Pasan los años y seguimos pidiendo lo mismo, ¿por qué no ocurre?

Porque las leyes dicen que tienen que pasar determinados años pero también a veces pueden reactivar, aunque también el tema de la justicia es bastante difícil, poder cambiar una coma de lo que dice la justicia, es un nudo ahí que hasta que no lo desatemos va a seguir siendo así pero desclasificar los testimonios, en la época de Agustín Rossi como Ministro, se desclasificaron los nombres de 5 mil tipos del organismo de inteligencia, fotógrafo, mecánico, abogados, amas de casa, lo que busques, ahora, no dice dónde trabajaban, eso es importante, o que nombre usaban. Era un nombre legal y número de documento, pero no dicen en qué localidad.

Falta lo esencial

En qué localidad estaban infiltrados, entonces, una de las peleas es que uno de esos documentos se clasificaba, que a nosotros nos venía muy bien porque en Moreno descubrimos 21 nombres que viven en Moreno, no sabemos si en ese momento estaban infiltrados en alguna organización en Moreno, pero sabemos que el domicilio actual es Moreno. Tenemos comerciantes, abogados, con algunos hemos hablado, ¿dónde estaban?, ¿En qué lugar? Esa es la desclasificación de los documentos que pedimos, con los nombres. A nosotros nos ayuda mucho, porque de los 21, buscando, yendo a votar, capaz que encontramos la foto de la persona actual, pero no es la misma foto de hace 50 años atrás.

Te hago la última pregunta que es la actualización, porque los compañeros y compañeras que no están, que fueron arrancados, arrebatados, torturados, desaparecidos, peleaban por un mundo mejor. Y sin caer en romanticismo, ni cuestiones idealistas, ¿cuáles son las violaciones que se vuelen insostenibles, dolorosas, en este mundo, en este 2022?

Las condiciones laborales, el tema que no te alcanza la plata para el tema de la comida, la falta de vivienda. Hoy, hablemos cerquita, la Capital Federal hay cientos y cientos de departamentos vacíos y los alquileres salen lo que vos ganas de sueldo. Si vos trabajás y tu compañera trabaja uno de los sueldos va para el alquiler, no te alcanza la plata porque con lo otro no te alcanza para la comida, entonces, ahora hagamos viviendas. Hay mucha posibilidad, no alcanzan las viviendas que se hacen. En Moreno en un momento se hicieron 7 mil viviendas, vos viste, no se nota porque Moreno tiene 75 mil desocupados, sin casa, entonces, 7 mil viviendas no alcanzan. Yo miro y vuelvo a mirar y vuelvo a mirar de nuevo lo que hizo Milagro Sala en Jujuy, y vos ves las casas y decís cómo pudo haber hecho esto tan bien en sus condiciones sociales, que le costaba muchísimo organizarse y armar. Tal vez haya que poner gente que tenga amor por lo que está haciendo, que sienta lo que va a hacer.