Los familiares de Brian Edelmiro Rodríguez de 25 años, víctima fatal de mala praxis, según denuncian, se reunieron frente al Hospital Eva Perón, en Merlo. Exigen explicaciones y que se haga presente el director de Salud Miguel Ángel Murrone. Durante la movilización fueron reprimidos por un operativo policial que habría enviado el Intendente Gustavo Menéndez.

“No nos atiende nadie, están reprimiendo a la gente, a las madres que están desesperadas. Hay más de 5 muertes por mala praxis. Estamos en el Hospital Eva Perón de Merlo. Nos están reprimiendo y nadie da la cara. Queremos que alguien dé la cara, el director del hospital. Pero nadie quiere dar la cara. Hablé con la persona que supuestamente lo mandó el Intendente Menéndez estos días y me dice ‘ustedes sabían que esto iba a pasar’, mandaron a un grupo para que nos repriman”, señala María Inés Peréz tía de la víctima.

Brian Edelmiro Rodríguez, tenía 25 años. Ingresó al hospital con una presunta apendicitis y luego de 24 horas lo operaron. En una semana lo intervinieron quirúrgicamente tres veces. Finalmente el día sábado 26 de junio fallece. Su tía María Inés Peréz denuncia: “Lo dejaron morir. El último día le pusieron que tenía Covid y lo dejaron aislado. Él no tenía covid, hasta ese día que ellos le pusieron eso. Porque todas las veces que estuvo internado le dio no detectable los 10 días que él estuvo en el hospital. Lo mataron ellos.»

En el centro de las sospechas de los familiares están las causas a las que atribuyeron el deceso de Brian Rodríguez por parte del personal de salud: «Mi sobrino no tenía Covid, esa noche lo aíslan porque lo dejaron morir, con la gran infección que tenía. Lo dejaron aislado. Si él tenía Covid como ellos decían, ¿por qué al otro día cuando fallece le dan la ropa infectada a mi hermana? ¡Era mentira! No tenía Covid

Los familiares de Brian radicaron la denuncia en el Juzgado N° 4 de Morón. «Esto no puede quedar así, la gente tiene que saber lo que es este hospital de la muerte”, afirma Inés Pérez.

La víctima, sostén de familia, salía a trabajar todos los días de changas para alimentar a su familia. Inés relata: “A mí hermana la dejaron tirada en la calle no la dejaron entrar nunca para poder verlo a él cuando lo estaban por operar. Estuvo toda la noche mi hermana acá afuera esperando para poder verlo. Él falleció el día sábado 26 de junio. Ese mismo día a la mañana llamó a toda la familia para decirles que lo tenían mal, que no lo estaban atendiendo, que se mareaba, que se cayó de la cama y que por favor lo viniéramos a ayudar.»

«Nosotros siempre pensamos que a él lo estaban atendiendo bien, nunca creímos que iban a hacer lo que hicieron. Son unos asesinos. Hay un montón de personas que están acá como nosotros, son un montón de casos que asesinaron a algún familiar”, remarca María Inés.

Brian no es el único caso, son varias familias las que perdieron a un ser querido en situaciones poca claras durante el último tiempo. Alegan que en las actas de certificado de defunción figuran como casos de Covid-19 cuando en realidad, los fallecimientos se debieron a otras patologías.


Cobertura de Merlo Tv