Desalambrar

Noticias de Moreno y la Región

Hay dos frases de Carina que duelen porque revelan el presente: «Es una vergüenza que sigan jugando con el hambre de la gente». «Ni los perros quieren comer este pan dulce».

Esta mañana concurrió a la Primaria 80 Moreno Sur a retirar la mentada caja Mesa Bonaerense, un refuerzo cargado de azúcar para fin de año. Logística Sofía, proveedor intocable contratado en forma directa por la Secretaría de Desarrollo Comunitario, tenía un antecedente cercano: la semana pasada en la Secundaria 41 (Lomas de Casasco) entregó las cajas con pan dulce en mal estado:

Las autoridades escolares informaron a la comunidad que llevando el pan incomible se hacía el recambio.

Esta mañana en la Primaria N° 80 (barrio Las Piñas – Moreno Sur) Carina se presenta y retira la caja. Ya en su domicilio abre el pan dulce marca De Diez, producto que tiene el moho (hongo) en la parte superior, de gran notoriedad, imposible de no ser divisado.

Este mismo producto y marca llegó a escuelas de Trujui días antes de Navidad, con idénticas particularidades.

Como parece incontrolable la distribución, todo queda en manos de directivos, de madres y padres. La sumatoria de hechos, con pruebas a la vista, deberían producir sanciones a las empresas y la desafectación como proveedoras del Servicio Alimentario Escolar municipalizado. Es una formulación potencial porque el grupo que en marzo de 2021 llegó desde el Sur para monopolizar la comida en las escuelas lleva en sus alforjas un caudal de ¿errores? que no merecen salir del juego que el próximo año será de casi 10 mil millones de pesos.