Fue el 1 de septiembre de 1965 cuando comenzó a funcionar la Escuela Agraria Femenina, Paula Albarracín de Sarmiento, ubicada en el barrio La Perlita, con el objetivo de brindar un espacio educativo complementario para la formación integral de la mujer, adquirir conocimientos y prácticas artísticas y culturales, mediante distintos cursos y carreras y adiestrarse en tareas del hogar, tradicionales o de nueva generación, también utilizables como medio de vida.

El establecimiento inicio sus actividades con 40 alumnas y dos profesoras, dictándose 14 materias, en precarias construcciones de madera, sin electricidad ni gas. 

El cuerpo directivo estaba conformado por las hermanas María Elena, María Luisa y Delia Saint Pierre, fundadoras y artífices de la Escuela Agraria Femenina, quienes tras 33 años de invalorable trabajo al frente de la institución, se jubilaron en 1998. 

En sus orígenes La Agraria, como comenzó a ser conocida, dependía del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, convenio mediante con la municipalidad de Moreno, pasó a depender de ambos organismos. 

El progreso de la escuela fue constante y sostenido, en 1980 se brindaban 22 materias para 280 alumnas, a cargo de 17 profesoras.

En 1974, el entonces intendente Luis Tulissi, mediante la ley N° 8246, aprobada por la legislatura provincial recibió la donación de los terrenos donde se construyó su actual sede, obra a cargo de la municipalidad e inaugurado en 1982, durante la gestión de Julio Asseff.

En 1997 la Agraria contaba con más de 1600 alumnas, 27 profesoras y 40 materias, entre ellas apicultura, dibujo y pintura, matemáticas, encuadernación, telar, bordado, horticultura, cerámica, encuadernación, computación, inglés, corte y confección, etc

A lo largo de los años, la muestra anual de fin del ciclo lectivo, se convirtió en un evento tradicional que cuenta con la aprobación de quienes la presencian.

En 1998 asumió el cargo de directora Ángela Hensec y como vice Fernando González, también ese año el centro educativo dejo de ser exclusivamente femenino para convertirse en mixto.

En el año 2000 la institución se transformó en el Centro de Formación Profesional Municipal La Agraria, dependiente del IMDEL, cobrando un nuevo impulso con carreras y cursos de clara salida laboral.

Con una rica trayectoria de largos 57 años, la excelencia y la calidad educativa, ampliamente reconocidas, fue la constante de la Escuela Agraria.