La emoción tiene vida y la historia lo demuestra. Año calendario importante, a cuatro décadas de la guerra en el Atlántico Sur, los que volvieron de las Islas Malvinas pueden no solo contar lo transitado, las pérdidas, los dolores, sino que continúan enseñando la pelea por recuperar lo que nos pertenece.

Ayer en el Congreso de la Nación, los veteranos morenenses de Malvinas fueron reconocidos por el Vicejefe de Gabinete de la Cámara Baja, el joven político de Francisco Álvarez y cuadro del Frente Renovador en el distrito.

Nazareno La Gamba contó a Desalambrar que «a 40 años de la gesta, Malvinas nos une es la consigna para todo este año» y desarrolló el instante o los momentos: «Adhiriendo a esa propuesta, entendiendo que Malvinas es la causa nacional por excelencia, que está por encima de cualquier otra bandera y en virtud de donde hoy nos toca estar, en la Cámara de Diputados de la Nación y en charlas que veníamos teniendo con Damián (Contreras), pensamos en devolverles algo a nuestros veteranos, quienes pusieron sus vidas por nosotros y por nuestra patria allá en las Islas Malvinas.

Así ocurrió que en el Salón Blanco del Congreso, que es uno de los lugares más lindos, pudimos hacer un poco de todo. Fue como una charla de amigos, porque somos vecinos, pero con la formalidad por el entorno en donde estábamos. Entregamos un reconocimiento a un poco más de 30 veteranos de Malvinas. Charlamos, nos emocionamos, nos pusimos serios, nos abrazamos por una causa, como la llaman ellos, que es el proceso de «Malvinización», porque ellos hacen un trabajo militante en las escuelas, día a día. Son nuestros héroes, están vivos y los tenemos que aprovechar, en especial quienes nacimos en la etapa posterior a Malvinas. Con la UCIM nosotros tenemos una amistad particular desde hace mucho tiempo, por el respeto y admiración ponemos en valor el trabajo que hacen de Malvinización».