Antes de la última Luna de Cosquín 2022 tomará ubicación una columna humana que describe la parábola del buen vivir, por la defensa de la tierra y nuestros bienes comunes que enfrenta el avance del mega extractivismo que deben ser llamado neocolonialismo.

La acción prevista para el próximo sábado es parte de una lucha que se repite hace 14 años en la capital del folclore, la marcha por el Agua, la Tierra y la Vida.

Mariano Sánchez Toranzo es uno de los militantes que viaja desde Buenos Aires hacia la Provincia de Córdoba. En diálogo con Desalambrar habló de la actividad que enfrenta a un sistema que no tiene grieta en los dos frentes hegemónicos que gobiernan este país: «Desde hace varios años se realiza una marcha en Cosquín, para el cierre del festival de folclore, donde se pone en evidencia el modelo extractivista y el neocolonialismo que tiene una diferencia respecto al capitalismo que nos viene saqueando desde hace tanto tiempo porque trata de una destrucción a gran escala y a mayor velocidad por la tecnología que utiliza y viene por todo. Por eso viajamos en micro desde Buenos Aires y Rosario hacia Cosquín para plantear todas las problemáticas que genera el extractivismo, el neoliberalismo en el país y la región. Se hace en Cosquín porque en estos días resulta ser una caja de resonancia a partir del festival».

AUDIO 1 TORANZO

Es interesante el planteo de un capitalismo de mayor escala, infiero que al hablar de extractivismo no se puede escindir de los incendios en diferentes provincias, la mega minería, la búsqueda del litio, la exploración habilitada en la costa bonaerense, un mapa que tiene al gobierno nacional como impulsor de lo que llaman políticas de estado y a una oposición que cuando fue autoridad ejecutiva no alteró ese plan que es el modelo y sistema

Así es, por eso creo que la lucha por los territorios es la que nos vuelve a juntar como pueblo. Siempre digo que la Dictadura nos desapareció una generación de solidarios /as y además introdujo dos lógicas que alienan a nuestro pueblo, la sobrevivencia – el hambre, y nos metieron a competir sin ningún código. Esos dos variables alienan y eso permite que hoy nos estén saqueando, que nos contaminen, que estén expoliando nuestro país, destruyendo nuestro ecosistema para sostener un sistema mundial que es suicida.

AUDIO 2 TORANZO